Portavoces de CSIF, Marian Mur y de la Confederación Española de Policía (CEP), Ingrid Pérez.
Portavoces de CSIF, Marian Mur y de la Confederación Española de Policía (CEP), Ingrid Pérez.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha presentado una queja a la Dirección General de la Función Pública por discriminar a las empleadas que por tener sólo un hijo, han sido excluidas del complemento de pensión de maternidad.

El sindicato más representativo en las administraciones públicas, que cada vez está obteniendo más relevancia en en el sector privado, reclama el beneficio que se le ha negado a un parte de las madres trabajadoras.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Esta asociación ha denunciado que el Gobierno reformó la Ley de Clases Pasivas del Estado y del Régimen de la Seguridad Social y, con ello, reconoció un complemento de pensión a las empleadas públicas jubiladas y a las retiradas por incapacidad permanente. Con este incentivo, pretendía recompensar a las mujeres que han compatibilizado su carrera profesional con la maternidad.

Sin embargo, este beneficio no se hace extensivo a todas las mujeres, pues excluye a las empleadas públicas que sólo tienen un hijo. Este sindicato ha reclamado que esta ayuda se aplique a todas las madres trabajadoras. Este complemento, en la actualidad, se calcula aplicando a la pensión los siguientes porcentajes: en el casos de 2 hijos (5 por ciento), 3 hijos (10 por ciento), 4 o más hijos (15 por ciento).

Este sindicato también ha denunciado que el nuevo permiso de gestación sólo afecta a las mujeres funcionarias de la Administración General del Estado, dejando fuera al resto de las administraciones y al personal laboral no funcionario. Esta retribución se aplica desde la semana 37 de embarazo y desde la semana 35 en el caso de parto múltiple.

La Policía también pide compaginar la vida laboral y personal

Por su parte, la Policía tampoco puede acogerse al uso de este permiso, por lo que por el momento, se les tramita como una baja convencional. La Confederación Española de Policía reclama una solución para sus empleados con los problemas de conciliación de la vida personal y laboral.

Las mujeres del Cuerpo piden aumentar la flexibilidad de los horarios de trabajo ya que sólo disponen de una hora diaria para poder ocuparse de personas mayores a su cargo, de hijos menores de 12 años o familiares con alguna discapacidad o enfermedad grave de hasta segundo grado. Dispondrán de dos horas si esta discapacidad es hasta el primer grado.

Además, la confederación de policías ha exigido que se les aplique la Circular de 16 de Diciembre de 2015, en la que se expone que el establecimiento de servicios, cambios de horarios y turnos se deben realizar con suficiente tiempo de antelación para facilitar la conciliación del trabajo con responsabilidades familiares.

Comentarios

Comentarios