El director de Silenciados, Nacho González (izq.) en la presentación del documental en Albacete.
El director de Silenciados, Nacho González (izq.) en la presentación del documental en Albacete.

Menos de un mes después de que las presiones de los grupos feministas impidieran a base de “amenazas” el estreno del documental ‘Silenciados’ en Albacete, su director Nacho González ha logrado sobreponerse y proyectar la cinta en la ciudad manchega.

Después del accidentadísimo estreno en Barcelona al grito de “ni piernas ni brazos, machotes a pedazos”, el pasado mes de noviembre, el documental ‘Silenciados. Cuando los maltratados son ellos’ ha logrado sortear este jueves la censura en Albacete .

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Finalmente, la doble sesión (una por la mañana y otra por la tarde) ha tenido lugar en el Ateneo Albacetense, espacio al que han llegado protestas pero que se ha negado a suspender la proyección.

El Ateneo de Albacete, que lleva más de 135 años ofreciendo sus instalaciones para la divulgación de actividades culturales, ha visto ocupado al 75% el aforo de la sala en la que se ha proyectado el documental que saca a la luz el drama de los hombre maltratados por sus mujeres, tal y como ha informado su director en Twitter.

En el trabajo audiovisual participan rostros conocidos como el cantautor Tontxu, el vocalista de ‘La Cabra Mecánica’ Lichis, o el exmiembro de Amistades Peligrosas Alberto Comesaña.

Asimismo, son entrevistados el juez Francisco Serrano, el secretario general del SIPE Alfredo Perdiguero, o la víctima de violencia machista Asunción Vives, contraria a la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".