Manifestación del 12 de julio de 2016 en la región de Moldova (Rumanía) a favor de la familia / Coalición por la Familia
Manifestación del 12 de julio de 2016 en la región de Moldova (Rumanía) a favor de la familia / Coalición por la Familia

El pasado 7 de octubre, una baja participación en el referendum para blindar el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer en la Constitución de Rumanía, dió al traste con las aspiraciones de los más de tres millones de rumanos que habían impulsado la Iniciativa Legislativa Popular para que se celebrara la consulta.

Pocas semanas después, miembros del Partido Socialista de Rumanía, ahora en el poder, han presentado un proyecto de ley para debatir la equiparación legal del matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Por el momento, esta iniciativa no contempla la posibilidad de que estas personas sean consideradas candidatos a la adopción de menores.

Como era de prever, las asociaciones LGTBI del país han reaccionado de forma favorable a la iniciativa . El presidente de MozaiQ, una de las entidades de este ámbito más relevantes en Rumanía, ha asegurado a Euronews que “Rumanía está a punto de asumir la presidencia del Consejo de la Unión Europea, por lo que la legalización de las asociaciones civiles antes de mayo de 2019 enviaría una fuerte señal de que Rumanía continuará con su firme compromiso con los valores europeos”.

La iniciativa de este grupo de diputados socialistas es divergente respecto a la expresada por su líder, el presidente de la Cámara de Diputados rumana, y coherente con las directrices que desde la Unión Europea y otros organismos internacionales se han dado al país para que avance en la aprobación de la agenda LGTBI que se extiende por toda Europa.

Liviu Dragnea, con una postura de respaldo al matrimonio, expresó en septiembre del año pasado su convicción de que su posición a favor del éxito del referéndum “no me traerá muchos amigos europeos, ni siquiera de mi partido, los socialistas europeos, pero para mí no es negociable, sin importar los riesgos”.

“Al menos tendremos el derecho de expresar nuestro punto de vista relativo a nuestro credo, nuestra vida y el modo en que deseamos gestionar este tipo de cosas”, aseguró.

También te puede interesar:

Austria vuelve a decir ‘no’ al matrimonio homosexual tras el ‘sí’ de Alemania

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.