Acto de presentación del V Barómetro sobre la Familia The Family Watch/ Fuente: The Family Watch.

“Hace falta un esfuerzo público de sensibilización sobre el papel fundamental de la familia. El que 7 de cada 10 españoles considere que no se reconoce su labor, aún a pesar de que se han aprobado planes de familia, demuestra que las familias no perciben que se les esté ayudando y por lo tanto invita a la reflexión sobre la necesidad de un pacto de Estado por la Familia, alejado de cualquier partidismo y que se mantenga en el tiempo”, así se ha pronunciado María José Olesti, directora del Instituto Internacional de Estudios sobre la Familia The Family Watch.

El observatorio de la realidad familiar ha presentado este lunes el V Barómetro de la Familia 2016 para dar a conocer las necesidades de las familias con el fin de poder mejorar la calidad familiar.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El sociólogo Narciso Michavila, presidente de Gad3 y encargado del estudio, ha resaltado que en el ámbito económico-familiar se observa un ligero optimismo, por lo que las expectativas de futuro son buenas.

Los datos resultantes demuestran que 4 de cada 10 encuestados creen que la economía familiar actual es buena, mientras que el 20% consideran que es mala. Frente a estos datos, Michavila ha considerado que la tendencia ha cambiado en el último año.

En cuanto al poder adquisitivo, el 40% cree que en su familia a lo largo del último año ha disminuido frente a un 10,8% que afirma que ha aumentado.

El esfuerzo de los hogares para pagar las necesidades básicas es mayor cuando se trata de alimentación y transporte, sin embargo es menor en educación, puesto que muchas familias no invierten tanto al optar por la pública.

El reconocimiento público y legal del papel del núcleo básico de la sociedad es prácticamente nulo. El 70% de los encuestados por Gad3 así lo reconoce.

A la hora de educar a los hijos, los padres señalan que se debe principalmente a la escasez de recursos para pagarles una mejor educación, seguidamente de la falta de tiempo para dedicarles.

Además, Michavila ha comentado el desequilibrio en cuanto a estudios que hay actualmente entre padres e hijos, pero ha señalado que, dentro de una generación, padres e hijos tendrán la misma formación.

Las redes sociales deterioran las relaciones familiares

La forma de comunicación más utilizada entre miembros de un hogar es la aplicación móvil WhatsApp. Más del 54% de las familias asegura comunicarse a través de grupos de esta red social. Por contra, el correo electrónico va perdiendo fuelle hasta el punto de que las relaciones familiares a través del email llegarán a desaparecer. “El empleo del correo va decreciendo, tiene los años contados”, ha sentenciado Michavila.

En este sentido, el sociólogo ha subrayado que el empleo de las nuevas tecnologías están empeorando de manera considerable las relaciones familiares. “El móvil no puede estar delante de las relaciones personales”, ha indicado.

Conciliación familiar

Al ser preguntado por la diputada de Podemos Carolina Bescansa y su bebé en el Congreso de los diputados, Michavila ha señalado que si el acto sirve para abrir el debate, “es fantástico”.

En este sentido, ha asegurado que en España «los horarios laborales son demenciales y muy machistas y esto se debe a que son arrastrados de épocas pasadas».

También ha recalcado que el problema de natalidad que existe no solo es un problema fomentado por la mala economía, sino también por una cuestión relacionada con las empresas, debido a la falta de flexibilidad de los horarios.

Por su parte, la directora general de The Family Watch ha añadido que lo que no se debe hacer es utilizar a los hijos en el debate político como se ha hecho con la cabalgata de reyes y recientemente en el Congreso, tras la actuación de Bescansa.

A favor de los refugiados

Después del suceso ocurrido en Colonia y en varias ciudades más de Alemania en nochevieja, los españoles siguen apostando porque España acoja a refugiados que llegan de fuera de Europa. Sin embargo, más de la mitad de los encuestados piensan que el mercado laboral español no podría acogerles.

Respecto al trágico episodio producido en Alemania, el presidente de Gad3 insiste en que en España algo así no podría ocurrir. “Nuestra sociedad es de las más seguras de Europa”, ha aseverado.

Para garantizar la integración de los inmigrantes que huyen de la guerra a otros países, las familias señalan que una de las cosas más importantes es que aprendan el idioma y que respeten las costumbres del país de acogida.

Comentarios

Comentarios