Imagen referencial de demografía, hermanos, familia, bebés /Pixabay

«El déficit de ayudas a la familia está provocando que los indicadores de demografía, natalidad y nupcialidad se estén agravando en todas las Comunidades Autónomas». Esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el Instituto de Política Familiar tras realizar el informe ‘Evolución de la Familia en las Comunidades Autónomas en 2019’.

A pocas horas del comienzo de la campaña electoral de cara a los comicios autonómicos del próximo 26 de mayo, la imagen panorámica de las diferentes regiones en relación al pilar básico de la sociedad que es la familia es devastador. En todas ellas, los indicadores de demografía, natalidad y nupcialidad son cada vez peores de tal forma que «a excepción de la Región de Murcia el resto de las Comunidades Autónomas está en pleno suicidio demográfico», tal y como eseñala Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Politica Familiar.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

A su juicio, las administraciones regionales españolas «no han sabido o no han querido ayudar y proteger a la familia, llevándola a su ostracismo». Aún más, considera que «las políticas referentes a la familia han sido marginadas en España».

Clasificación global de comunidades autónomas según ayudas a la familia /IPF
Clasificación global de comunidades autónomas según ayudas a la familia /IPF

Natalidad y demografía

Tal y como se refleja en el informe, Asturias, Canarias, Galicia y Castilla y León están en un índice de fecundidad crítico, con apenas un hijo por mujer. Pero esta circunstancia no es exclusiva. Según expone el Instituto de Política Familiar todas las Comunidades Autónomas han tenido una evolución negativa de su índice de fecundidad desde 1980. Las que más han perdido durante las últimas cuatro décadas son Canarias, Andalucía, Murcia y Extremadura, por ese orden.

Además, la edad media de la maternidad es cada vez más elevada, situada en todos los casos por encima de los 31 años. En paralelo, se ha producido una explosión de la natalidad extramatrimonial, en especial en Canarias, donde 2 de cada 3 hijos nacen fuera del matrimonio.

El déficit de natalidad se ve agravado por el aborto provocado, alertan desde el IPF, ya que se han producido más de 2 millones de muertes intencionadas de seres humanos antes del nacimiento desde 1990.

Todas las Comunidades Autónomas han tenido una evolución negativa de su índice de fecundidad. /IPF
Todas las Comunidades Autónomas han tenido una evolución negativa de su índice de fecundidad. /IPF

Esta circunstancia se revela con mayor peso si cabe en regiones como Asturias y Canarias, donde además de estar a la cabeza en el déficit de natalidad, uno de cada cuatro embarazos termina en aborto.

En este sentido, el IPF denuncia que estas cifras seguramente sean peores ya que algunas regiones no comunican los abortos químicos o no tienen protocolos de seguimiento. Así,  destaca el hecho de que Extremadura, Canarias, Madrid, Castilla y León, Murcia, La Rioja y Castilla-La Mancha apenas notifican este tipo de abortos.

Todas las comunidades a excepción de Murcia ya tienen más personas mayores que jóvenes

Por otro lado, el IPF subraya que lo único que sirve de contrapeso -aunque insuficiente- al déficit de natalidad es la aportación de las madres extranjeras. «Si no fuera por la aportación de las madres extranjeras, la mayoría de las comunidades autónomas no llegarían ni a 1,3 hijos por mujer», explica el informe.

Más defunciones y menos jóvenes

El estudio del Instituto de Política Familiar destaca el hecho de que en 11 de las 17 Comunidades Autónomas mueren más personas de las que nacen. En el plazo de 20 años, el indicador del crecimineto vegetativo (nacimientos menos defunciones) ha pasado de un saldo positivo de 17.242 en 1996 a tener 31.342 muertes más que nacimientos en 2017. Galicia y Castiall ay León están a la cola en este escalafón, mientras que Madrid -muy destacada sobre el resto- Murcia y Andalucía lo lideran, pero con cifras modestas en todo caso.

A este problema se suma que España ha perdido el 14,6% de su población joven (menores de 15 años) de tal forma que en todas las comunidades a excepción de Murcia ya tienen más personas mayores que jóvenes. Además, Asturias, Castilla y León, Extremadura Galicia, Cantabria y La Rioja perderán población en los próximos 15 años, lo que está ligado al vaciamiento creciente de los hogares en todas las regiones. Asturias lleva la peor parte, con una media de 2,2 personas por hogar.

Matrimonios: menos, más tarde, menos religiosos, más rotos

El informe ‘Evolución de la Familia en las Comunidades Autónomas en 2019’ del Instituto de Política Familiar también aborda la cuestión de la nupcialidad y la ruptura matrimonial. Según se constata «la tasa de Nupcialidad de todas las Comunidades Autónomas se ha desplomado», siendo Castilla y León, Aragón y  Extremadura las que registran menos matrimonios en relación a su población.

La media de las Comunidades Autónomas se sitúa en más de 5 rupturas por cada 10 matrimonios

Además, las parejas cada vez se casa más tarde, superando en todas las regiones menos Extremadura los 35 años de media, que en el caso de Canarias asciende a 38,4 años. La mayoría de los enlaces matrimoniales, por otra parte, se realizan en los ayuntamientos o los juzgados, muy por encima de los realizados mediante ritos religiosos. Esta circunstancia es aún más acusada en Cataluña, Islas Baleares y País Vasco, donde 7 de cada 8 parejas se casan por lo civil.

La tasa de nupcialidad se ha desplomado en España / IPF
La tasa de nupcialidad se ha desplomado en España / IPF

Desde 1981, se han producido más de 3,2 millones de ruptutras familiares en España, la mayorái de ellos por la vía del divorcio. Esto equivale a una ruptura cada 5 minutos, 12 a la hora, 288 matrimonios rotos cada día.

Las comunidades con mayor tasa de rupturas familiares son, por este orden, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Cantabria. Donde menor tasa de ruptura familiar se registra es en Castilla y León, Extremadura y Aragón. La media de las Comunidades Autónomas se sitúa en más de 5 rupturas por cada 10 matrimonios. 

Respaldo institucional insuficiente

El Instituto de Política Familiar también evalúa la calidad de la política familiar sobre la base de tres ejes: Los organismos y planes de familia; las prestaciones sociales directas y las políticas fiscales.

Respecto a los organismos, el informe constata que sólo una de cada tres Comunidades Autónomas (6) tiene una Consejería de Familia, aunque en todo caso es en denominación compartida; cinco tienen una Dirección General o un organismo de segundo nivel dedicado a la familia, también «compartido»; y otros seis sólo cuentan con organismos de tercer nivel.

Respecto a las ayudas directas, tan sólo cinco comunidades dan ayuda directa por nacimiento o cuidado de los hijos (Andalucía, Cantabria, Cataluña, Galicia y País Vasco), mientras que 4 no dan ninguna ayuda directa: Islas Baleares, Asturias, Canarias y Comunidad Valenciana. Por otro lado, el IPF denuncia que muchas familias no pueden accceder a las ayudas ya que la mayoría de las Comunidades Autónomas imponen restricciones de renta. 

En el caso de las diferentes políticas fiscales, cabe distinguir entre el País Vasco y Navarra, con sus regímenes forales propios y el resto de comunidades que tiene posibilidad de modular los tramos autonómicos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Así, en el País Vasco y Navarro existen deducciones hasta los 30 años, frente a los 25 del resto de España. Además, los vascos reciben la mayor deducción por ascendiente a partir de 65 años y Navarra a partir de los 75 años.

Por otro lado, en el resto de Comunidades, el IPF denuncia que casi la mitad de las Comunidades Autónomas no ha establecido ninguna nueva ayuda en los últimos 4 años.

Escalafón de ayudas a la familia por comunidades autónomas /IPF
Escalafón de ayudas a la familia por comunidades autónomas /IPF

Comentarios

Comentarios