Antonio Guterres, secretario General de la ONU (izqda.) y el cardenal Daniel Sturla (dcha.)
Antonio Guterres, secretario General de la ONU (izqda.) y el cardenal Daniel Sturla (dcha.)

El arzobispo de Montevideo en Uruguay, cardenal Daniel Sturla, ha pedido no dejarse “embaucar por ideologías que tienen detrás de sí un sentido de colonización ideológica para lo cual cuentan con recursos abundantes”.

El cardenal primado ha sostenido que la ideología de género es una corriente imperialista porque busca “colonizar ideológicamente a los pueblos y en especial a los más pobres, imponiéndose a través de préstamos que quedan sujetos a la aprobación de determinadas leyes”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El purpurado además ha señalado que comparte las críticas sobre la imprecisión de algunos artículos, especialmente que la ley “termina con uno de los elementos claves del derecho al plantear la desigualdad ante la ley”, ya que supone una protección para las mujeres y no tiene en cuenta la población masculina.

“La ideología de género coloniza a los pueblos a través de préstamos que quedan sujetos a la aprobación de determinadas leyes”, afirma el cardenal sturla

También ha manifestado que en la ley aparecen cosas “asombrosas” y ha citado un escrito de la Dra. Carmen Asiaín, que observa que “se plasma en varios artículos del proyecto la imposición estatal de una ideología, una y solo una postura filosófica e ideológica incluso a instituciones privadas”.

El cardenal Sturla ha advertido que “no deja de haber totalitarismo cuando se impone algo a través de sentimientos que todos compartimos, como combatir la violencia contra la vida humana, de modo especial contra las mujeres, pero con leyes que son injustas y que responden a una ideología que termina desnaturalizando la realidad de la humanidad“.

También ha hecho referencia al trato hostil que recibió la Iglesia Católica durante el debate en la Cámara de Diputados, claro ejemplo de “ese dedo acusador que se ha transformado en manifestaciones violentas y profanación de iglesias, como se ha dado en tantas partes del mundo y como se ha intentado en Uruguay”.

Finalmente ha señalado que la ideología de género está financiada por el Fondo de Población de la Naciones Unidas (UNFPA) y por otros intereses económicos, además de enfatizar que “está por fuera del sentir común” de los pueblos.

También te puede interesar:

Así se están infiltrando en la ONU los lobbies del aborto y LGTB para imponer su agenda en el mundo

Comentarios

Comentarios