Albert Rivera, líder de ciudadanos (c) rodeado de candidatas de su formación en la prsentación del manifiesto por el
Albert Rivera, líder de ciudadanos (c) rodeado de candidatas de su formación en la prsentación del manifiesto por el "feminismo liberal". /C's

Ciudadanos ha presentado un manifiesto por el ‘feminismo liberal’ que si presidente, Albert rivera, ha definido como uno que no entiende de etiquetas ni de bandos, sino que es una batalla del siglo XXI para que las mujeres tengan igualdad de oportunidades”.

Esta supuesta «igualdad de oportunidades» incluye la legalización de la prostitución y de los vientres de alquiler, dos actividades que ponen en jaque la dignidad de la mujer y convierte sus cuerpos en objeto de intercambio comercial.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Al menos así se desprende de las palabras de la líder de la formación en Cataluña y próxima candidata al Congreso de los Diputados Inés Arrimadas, quien ha asegurado sobre estas dos cuestiones que «en el tema de la gestación subrogada o de la prostitución, allí donde hay más libertad, hay más feminismo, y allí donde hay más prohibiciones hay menos feminismo. Y eso lo vamos a seguir defendiendo».

La postura de Ciudadanos respecto a los vientres de alquiler no es novedosa, pues ha apostado por su regulación a lo largo de la legislatura e incluso se presentó en la caravana del Orgullo LGTBI con un autobús que los reivindicaba para parejas del mismo sexo.

Ciudadanos ignora así cinco razones por los que los vientres de alquiler son una «práctica mafiosa» según la Asociación Española de Bioética: son una forma de explotación de la mujer; produce efectos negativos en la madres contratadas; supone un negocio a costa del cuerpo de la mujer; su contratación no tiene cabida legal en España; y no existe el «derecho a la procreación» y por tanto el «derecho a tenr un hijo».

También te puede interesar: 

Javier Cámara y otros 18 famosos que han «comprado» niños en el mercado de los vientres de alquiler

Comentarios

Comentarios