El autobús que denuncia las leyes de género y desafía al feminismo radical ha sido vandalizado en Barcelona. / HO
El autobús que denuncia las leyes de género y desafía al feminismo radical ha sido vandalizado en Barcelona. / HO

El autobús de HazteOir.org que reclama a los líderes de Partido Popular, Ciudadanos y Vox que deroguen las leyes de género y que defiende que «no existe la violencia de género. Existe la violencia doméstica» ha sido recibido con violencia en Barcelona.

Una docena de mujeres y hombres encapuchados han salido al paso del vehículo fletado por HazteOir.org según se puede ver en la cuenta de Twitter del autobús @BusHazteOir y ha actuado con violencia arrancando los materiales del vinilado del vehículo, realizando pintadas y pegando pegatinas de aspecto feminista en sus cristales.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Los responsables del autobús han podido fotografiar a algunas de las personas encapuchadas, lo que se ha reflejado en su cuenta de twitter con ironía:

Pero la realidad del ataque merece ser detallado, pues no ha sido cosa de broma. Segun ha podido saber Actuall, los atacantes se han apostado delante del autobús de HaztoOir.org impidiendo su libre circulación, al tiempo que realizaban los actos vandálicos antes descritos.

La presencia y actitud violenta y antidemocrática de los manifestantes feministas embozados, ha hecho necesaria la presencia de una columna de agentes antidisturbios de los Mozos de Escuadra.

Los Mozos de Escuadra acuden en socorro del autobús de HazteOir,.org ante la violencia de feministas radicales encapuchados. /HO
Los Mozos de Escuadra acuden en socorro del autobús de HazteOir,.org ante la violencia de feministas radicales encapuchados. /HO

De hecho, la Guardia Urbana se ha iuncutado de varias piedras que presumiblemente estaban preparadas por las feministas radicales para ser lanzadas contra el autobús.

Un guardia urbano de Barcelona lleva las piedras que prepararon las feministas radicales para lanzar al autobús de HazteOir.org.
Un guardia urbano de Barcelona lleva las piedras que prepararon las feministas radicales para lanzar al autobús de HazteOir.org.

Algunas de las pegatinas colocadas en el autobús llevbaban la firma de Arran, grupo juvenil vinculado a las Candidaturas de Unidad Popular (CUP) y a los llamados Comités de Defensa de la República, especializados en acciones de boicot ciudadano y violencia callejera.

Feministas radicales han asaltado en autobús de HazteOir.org en Barcelona. Algunas pegatinas llevan la firma de Arran.
Feministas radicales han asaltado en autobús de HazteOir.org en Barcelona. Algunas pegatinas llevan la firma de Arran.

El vehíuclo, una vez disuelto el grupo de atacantes, ha sido escoltado por la policía a través de la Ciudad Condal.

Denuncia de la Fiscalía

La Fiscalía de Barcelona ha denunciado al autobús de la campaña de HazteOir.org contra las leyes de género por un presunto delito de odio y ha instado a los Mozos de Escuadra a que inmovilicen el vehículo y lo dejen en depósito judicial.

El fiscal considera que la propaganda del autobús «ataca la dignidad, los derechos y la libertad de las mujeres, creando un clima que normaliza la discriminación contra las mujeres y las insulta al vincular sus ideas con el régimen nacional socialista».

Para el fiscal del Servicio de Delitos de Odio y Discriminación, que ha abierto diligencias, el autobús está presuntamente incurriendo en un delito cometido con ocasión del ejercicio de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas reconocidos en la Constitución en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por razones de género.

Según él, son acciones que «entrañan humillación o cuando menos descrédito contra el colectivo de mujeres y contra las organizaciones que defienden la igualdad entre hombres y mujeres, sin que dichos hechos estén amparados por la libertad de expresión».

«Los responsables de la campaña no se limitan a pedir la derogación de lo que ellos denominan leyes de género, opción legítima dentro de la Constitución, sino que lo hacen en términos ofensivos, humillando y desacreditando al colectivo de mujeres», argumenta.

 

Comentarios

Comentarios