Mariano Rajoy, durante una visita a la asociación de familias numerosas del País Vasco / EFE
Mariano Rajoy, durante una visita a la asociación de familias numerosas del País Vasco / EFE

A pesar de la grave crisis demográfica que padece la envejecida España, y que nos abocan a acoger inmigrantes, el Gobierno escatima las ayudas a la familia.

Según los datos publicados en 2006 por la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) y revisados este mismo 2017, un bebé cuesta 1.200 euros al mes de media.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

En sus tres primeros años de vida, el hijo cuesta un promedio de 42.588 euros, o lo que es lo mismo, 1.183 euros mensuales.

Esto equivale al 80% del salario medio de un español, convirtiendo la paternidad prácticamente en un lujo, especialmente en el caso de una mujer soltera o una familia con un miembro en el paro.

El mayor desembolso económico se lo lleva la guardería, cuyo coste se estima en 4.800 euros al año si se trata de una pública, pudiendo ascender a más de 16.000 euros anuales si es privada.

Todo esto sin tener en cuenta varios costes añadidos, como la necesidad de contratar a una canguro o ampliación del horario de guardería para aquellas parejas que no dispongan de familiares que puedan cuidar al niño.

Se calcula que durante el primer año los padres gastan unos 50 euros mensuales en pañales y algo más de 100 en ropa

Muy de cerca en el ranking del desfalco familiar se encuentran los accesorios (3.423 euros al año), seguidos por la ropa y el calzado.

De hecho, se calcula que durante el primer año los padres gastan unos 50 euros mensuales en pañales y algo más de 100 en ropa.

Estos gastos pueden reducirse si no se trata del primer hijo o si heredan algunas de las piezas más caras de familiares o amigos, como el cochecito o la cuna.

La alimentación también puede suponer un desembolso importante durante los primeros años de vida, especialmente si se utilizan leches de fórmula en lugar de lactancia materna.

Una buena alternativa cuando la madre se reincorpora al trabajo es la adquisición de un sacaleches, que pese al gasto inicial que implica, permite un ahorro a medio plazo, informa Europa Press.

España, a la cola europea de las ayudas

Otro factor determinante en el impacto económico de tener un bebé son las ayudas que reciben las familias con hijos, que pueden ser en forma de beneficios sociales a través de prestaciones y servicios, ventajas fiscales o incluso ingresos periódicos.

En Francia, los padres reciben un subsidio por cada hijo además de ventajas sociales como una niñera semi-financiada

En comparación con los vecinos europeos se pueden observar grandes diferencias: en Dinamarca, por ejemplo, los padres perciben una ayuda mensual de 142 euros por hijo hasta que este cumple 18 años.

Otro ejemplo más cercano sería el de Francia, donde los padres reciben un subsidio por cada hijo que tienen, además de ventajas sociales como una niñera semi-financiada por el estado si los padres están trabajando.

En el caso de España, los datos de Eurostat indican que se trata del país europeo que menos fondos destina a ayudas familiares e hijos, solo superado por Grecia.

España dedica escasamente un 1,4% del PIB a los recursos familiares, muy lejos del 3,5% de media de la Unión Europea.

Ni los Gobiernos de izquierda (González, Zapatero) ni ahora el Gobierno de derecha de Rajoy han apostado por la familia, sino que han racaneado olvidando el decisivo papel social que tiene.

También te puede interesar:

Expertos en Familia a Actuall: «En España las ayudas a la maternidad no dan ni para pañales»

 

Comentarios

Comentarios