Juana Rivas

El Juzgado de Instrucción Número 2 de Granada ha acordado una orden de detención y presentación en sede judicial contra Juana Rivas, la mujer que permanece en paradero desconocido desde que el 26 de julio incumpliera la entrega de sus hijos al padre, Franceso Acuri, y que tampoco ha ido hoy a declarar.

El juez instructor ha dictado orden de detención y presentación ante este juzgado contra Rivas al tratarse de una investigada por un delito de retención ilícita de menores. Su expareja había pedido su detención y la entrega inmediata de los niños.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El pronunciamiento judicial se ha producido después de que Rivas no haya comparecido este martes ante el Juzgado encargado de la vía penal del caso, una diligencia que según ha explicado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, pretendía darle a Rivas la oportunidad de declarar sobre la situación creada por la retención de los dos hijos menores, en paradero desconocido.

El juez ha indicado además en el auto que “no procede la adopción de otras medidas cautelares”. La mujer debía prestar declaración en calidad de investigada por un delito de desobediencia a la autoridad judicial y por la posible sustracción de menores.

Proteger a los niños

El abogado de Arcuri, Adolfo Alonso, asegura que en la sede judicial no se ha personado ni Rivas ni ningún representante legal que actúe en su nombre y que se ha justificado esta ausencia por la imposibilidad de citarla porque permanece “en paradero desconocido”.

“Se ha perdido una oportunidad más para resolver esto de forma razonable”, ha considerado Alonso, que ha adelantado que se ha visto “obligado” a solicitar medidas de índole personal sobre ella, y relacionadas con los niños.

Francesco Acuri, expareja de Juana Rivas / EFE

El letrado detalló que, dentro de esas medidas, había pedido al juez instructor la detención de Rivas y “la entrega inmediata” por mediación judicial de los dos menores al padre.

Asimismo, la representación legal paterna había pedido tres medidas, incluida la detención de Juana Rivas para que se celebre una vistilla y, de manera subsidiaria si no prospera, una orden de búsqueda y localización para su puesta a disposición judicial.

El abogado de Arcuri pidió además una orden para proteger a los dos menores y que impida la salida de los niños de la Unión Europea salvo que lo hagan con su padre.

Arcuri, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar, sí acudió al juzgado media hora antes de la prevista para su declaración y mantuvo la propuesta de un “pacto” para resolver la causa y poder reencontrarse con sus hijos.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.