Miguel de Cervantes

El lobby LGTB se siente fuerte y lo sabe. Con las leyes a su favor y con los políticos a sus pies su objetivo es ahora la caza al disidente y reescribir la historia. Y en ello andan.

Por ello, no es de extrañar que Arcopoli, la asociación que denunció a la coach Elena Lorenzo, se intente apropiar de la figura del escritor español más importante de la historia, Miguel de Cervantes.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En una manifestación celebrada este viernes en Madrid en la que pretendían “visibilizar” a los LGTBI, este colectivo reivindicó la bisexualidad de Cervantes. Así definían al escritor de El Quijote: “nuestro escritor más insigne que con altísima probabilidad era una persona bisexual, como así muestran varios documentos de la época, así como su relación con el cardenal Acquaviva o su boda con Catalina de Salazar”.

El vocal de políticas bisexuales de Arcopoli, Álvaro de la Serna, afirmó que “es necesario reivindicar las identidades no monosexuales, para acabar así con un sistema que impone una heternormatividad que sólo produce discriminación”.

Del mismo modo, Arcopoli indicó que “todavía hoy se hace muy necesario luchar por la igualdad y los derechos de las personas bisexuales, ya que la imagen que aún se ofrece de esta identidad por parte de la cultura y los medios de comunicación se encuentra gravemente contaminada de prejuicios y estereotipos que no hacen sino estigmatizar”.

Este colectivo LGTB hizo además mención a la ley aprobada por Cifuentes en Madrid y exigió que se aplique esta normativa para “facilitar que más referentes culturales y mediáticos puedan definirse como bisexuales”.

Uno de los puntos centrales de esta ley es la imposición de la ideología de género y de los postulados LGTBI en los colegios madrileños, incluyendo también los colegios concertados y privados que puedan no compartir esta ideología.

Comentarios

Comentarios

Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.