El deportista conocido ahora como Hanna Mourney compite en la liga femenina del rugby australiano.
El deportista conocido ahora como Hanna Mourney compite en la liga femenina del rugby australiano.

La máxima autoridad mundial del rugby ha resuelto proteger a las mujeres frente a los intentos de incluir en las competiciones femeninas a hombres que dicen identificarse como mujeres, conocidos como ‘mujeres trans’: «No se puede garantizar la seguridad y la equidad para las mujeres que compiten contra mujeres trans en el rugby de contacto».

En consecuencia, World Rugby desaconseja que estos varones que se presentan como mujeres trans «jueguen al rugby de contacto femenino por motivos de seguridad a nivel internacional del juego».

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

En su razonamiento, la autoridad mundial del rugby alega que en estas competiciones «el tamaño, la fuerza, la potencia y la velocidad», que de manera natural son diferentes en ambos sexos, «son cruciales tanto para el riesgo como para el rendimiento».

Sin embargo, los responsables de determinar las normas del rugby mundial dejan abierta la puerta a que las federaciones nacionales sí admitan a estos hombres competir en la categoría femenina.

Por otro lado, la protección que se alega en las competiciones femeninas para no incluir a varones identificados como mujeres trans, es ignorada en el otro sentido. Así, World Rugby consiente que las mujeres que se identifican como ‘hombres trans’ sí «pueden participar en el rugby de contacto masculino».

El responsable médico de los trabajos previos a esta declaración, el doctor Araba Chintoh asegura que «a medida que avanzamos a través de una revisión integral e inclusiva, quedó claro que hay consideraciones de seguridad evidentes y convincentes que simplemente no podemos ignorar».

Por su parte, el presidente de World Rugby, Sir Bill Beaumont, declara que «el rugby es un deporte acogedor e inclusivo y, aunque ha sido una decisión difícil de tomar, se ha tomado tras una consulta y un compromiso exhaustivos y por las razones correctas, dado el riesgo de lesiones. Dicho esto, reconocemos que la ciencia sigue evolucionando y nos comprometemos a revisar periódicamente estas pautas, siempre buscando ser inclusivos». 

Comentarios

Comentarios