Europa Press

El Sínodo de Obispos ha valorado en las últimas sesiones la belleza de la familia y el uso de los métodos naturales para espaciar los nacimientos. La reunión celebrada en el Vaticano congrega a más de 330 personas hasta el próximo 24 de Octubre para debatir sobre la familia.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Así lo ha relatado la ruandesa Thérèse Nyirabukeye, consultora y formadora de la Federación Africana de Acción Familiar, quién ha detallado su experiencia ayudando a familias de Ruanda. Nyirabukeye explica además, que muchos formadores le han pedido que comunicara al Sínodo que «aprecian enormemente la belleza de la familia y los métodos naturales».

Después de la sesión del debate tuvo lugar una rueda de prensa en la que participaron dos mujeres, que aseguraron que el sexo femenino se siente «escuchado» y «reconocido» por los obispos. En el Sínodo participan un total de 30 mujeres, 18 de las cuales intervendrán junto a sus maridos para aconsejar a los padres sinodales sobre la pastoral familiar de la familia. «Como mujer he estado contenta de participar y de poder dar mi contribución en el Círculo Menor», afirma Nyirabukeye.

Por su parte, Moira Mcqueen, directora del Instituto Católico de Bioética de Canadá ha expresado que los padres sinodales les animaron para participar y exponer su punto de vista. «No es solo una sensación. Las conclusiones al final del día muestran que se nos ha escuchado», afirma Mcqueen. Además, la directora ha dicho que no ha sentido ningún tipo de discriminación por ser mujer y destaca que dentro del Sínodo se respira «democracia». «Cuando los auditores tienen la oportunidad de hablar, creo que el proceso es democrático. Esto es muy positivo», ha indicado.

Las reuniones del Sínodo han llegado a su ecuador y el sacerdote Jeremias Schröder, O.S.B., Archiabad, presidente de la Congregación Benedictina de Santa Otilia, ha afirmado que el ritmo de trabajo es positivo y hay un ambiente de serenidad y que «los Circuli Minores -los grupos lingüísticos- permiten a los miembros conocer y trabajar de una manera cercana, con tenacidad y paciencia».

Comentarios

Comentarios