El Tribunal Constitucional de Bulgaria está compuesto por 12 miembros.

El Tribunal Constitucional de Bulgaria ha decidido que la adhesión de Bulgaria al Convenio del Consejo de Europa sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra la Mujer y la Violencia Doméstica, redactado el 11.05.2011 en Estambul, no cumple con la Constitución de la República de Bulgaria.

La decisión fue adoptada con ocho votos favorables (incluidos los de las cinco mujeres que forman parte de este organismo) contra cuatro, todos varones, que apoyaron la adecuación del Convenio de Estambul por parte de Bulgaria.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En concreto, “la definición de género como concepto social cuestiona los límites entre los dos sexos biológicamente determinados, el hombre y la mujer”, explica el tribunal al apoyar el recurso de inconstitucionalidad planteado por la minoría musulmana, la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria y los grupos paralamentarios que apoyan al presidente conservador Boyko Borisov, en principio partidario de la adhesión al Convenio.

Boyko Borisov, presidente de Bulgaria.
Boyko Borisov, presidente de Bulgaria.

Una de las argumentaciones más destacadas de los jueces para oponerse al Convenio, que en teoría sirve para luchar contra la violencia contra las mujeres, es que “si la sociedad ya no diferencia entre hombre y mujer, la lucha contra la violencia contralas mujeres se vuelve imposible de lograr”.

Uno de los partidos con una posición más firme contra el Convenio de Estambul, el VMRO, ha recibido la noticia como una victoria, ya que si no hubiera sucedido así, se habría introducido “la noción inaceptable de género en las guarderías y escuelas”, abriendo el paso a la equiparación de la unión de personas del mismo sexo al matrimonio o a las leyes referidas a la transexualidad como las que rigen en muchas comunidades autónomas en España.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.