La custodia compartida es el régimen más beneficioso para los menores tal y como establece la jurisprudencia del Tribunal Supremo.
La custodia compartida es el régimen más beneficioso para los menores tal y como establece la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

El Tribuna Supremo ha vuelto a reiterar su jurisprudencia favorable a la custodia compartida de los hijos menores en casos de ruptura matrimonial al asegurar se trata de «el sistema normalmentemás adecuado» que es aplicado «siempre que sea el compatible con el interés del menor sin que ello suponga, necesariamente, recompensa o reproche».

Esto es, la  custodia compartida no debe entenderse como una victoria o un fracaso en ellitigio entre los progenitores, dado que está enfocado a procurar el mayor beneficio a los hijos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Así lo subraya la resolución de un recurso de casación adelantada por FamiliaEnDerechos.es en la que se advierte que «en los últimos años se ha producido un cambio notable en la realidad social y un cambio jurisprudencial, fundado en estudios psicológicos que aconsejan que la custodia compartida se considere coo el sistema más razonable en interés del menor«.

En el fallo emitido por la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo firmada por los magistrados José Antonio Seijas, Antonio Salas, Francisco Javier Arroyo y Mª Ángeles Parra, se procede a dar un rapapolvo a la Audiencia Provincial de Ávila, emisora de la sentencia recurrida.

El Partido Popular se comprometió en el verano de 2012 a elaborar en seis meses una ley «para que la custodia compartida deje de ser excepcional»

En concreto, se reprocha que en la decisión de la Audiencia Provincial de Ávila «se muestra en abstracto una clara oposición a la custodia compartida como sistema de guarda, sin analizar el caso concreto sometido a su enjuiciamiento, limitándose a efectuar una declaración de principio en contra de la custodia compartida que hemos de rechazar«.

En la actualidad, el régimen de custodia compartida es otorgado en la minoría de los casos de ruptura familiar. Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2015 sólo una de cada cuatro rupturas se saldó con este régimen, miestra que el 69,9% de los casos se otorgó la custodia en exclusiva a la madre.

Una ley prometida y olvidada por el PP

El Partido Popular se comprometió en el verano de 2012 a elaborar en seis meses una ley «para que la custodia compartida deje de ser excepcional» mediante la modificación del artículo 92 del Código Civil.

Entonces, sostenía que «el rígido sistema monoparental que fomenta la normativa actual ha quedado obsoleto» porque «no promueve ni la igualdad de condiciones, ni el interés del menor parental y fomenta el conflicto crónico entre los progenitores en caso de separación».

El objetivo declarado de dicha reforma, para la que el PP gozaba de mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, era «priorizar el derecho del menor y que los progenitores puedan ver crecer a sus hijos en igualdad de condiciones».

Sin embargo, quienes han reclamado desde hace años que la situación de partida en caso de ruptura familiar sea la custodia compartida, criticaban que en la anunciada reforma la decisión siguiera dependiendo de un informe del Ministerio Fiscal, lo que en la práctica mantendría como excepcional la adpción de este régimen de custodia.

En todo caso, y pese al aplastante respaldo parlamentario, el Partido Popular nunca cumplió su promesa, pese a las reiteradas interpelaciones de los ciudadanos interesados y a que en 2013 había aprobado un anteproyecto de ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental en caso de nullidad, separación y divorcio que no llegó a prosperar.

Así, en marzo de 2014, casi dos años después de comprometerse a promulgar la ley en seis meses, desde el Partido Popular se alegaba que «todos los Anteproyectos de Ley deben ser estudiados con detenimiento antes de ser aprobados, con el fin de evitar errores que después sean difícilmente subsanados. Dicho esto, esperamos que se apruebe con la mayor celeridad posible» (sic).

Respuesta en 2014 del PP a un ciudadano sobre la ley de custodia compartida prometida en 2012 para ser aprobada en seis meses.
Respuesta en 2014 del PP a un ciudadano sobre la ley de custodia compartida prometida en 2012 para ser aprobada en seis meses.

El mismo ciudadano, volvió a interpelar al PP tras la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón en octubre de 2014 tras ser desautorizado en su reforma de la ley del aborto por el presidente Mariano Rajoy, quien se encargó personalmente de comunicar la decisión de incumplir esa promesa electoral.

¿Qué sucedería con la llamada Ley de Corresponsabilidad Parental con la llegada de Rafael Catalá al Ministerio de Justicia? El PP volvió a dar largas sobre la cuestión, al tiempo que «enterraba» la prometida reforma de la Ley del Aborto.

El PP aseguró en octubre de 2014 que Rafael Catalá asumiría la ley para impulsar la custodia compartida.
El PP aseguró en octubre de 2014 que Rafael Catalá asumiría la ley para impulsar la custodia compartida.

El pasado mes de noviembre de 2017, el Gobierno anunció a través de una contestación parlamentaria por escrito a una pregunta del diputado del PP Víctor Píriz que el Ministerio de Sanidad estaba elaborando «un preborrador de modificación del Código Civil siguiendo la jurisprudencia del Tribunal Supremo en la materia» del que no se ha vuelto a tener noticia.

En 2016 una iniciativa legislativa popular sumó más de 100.000 firmas en favor de este régimen que preserva el derecho de los hijos a convivir de la forma más normal posible con sus padres tras la ruptura matrimonial.

También te puede interesar:

Siete motivos por los que la custodia compartida «es lo natural»

Comentarios

Comentarios