Elena Lorenzo llama a derogar las leyes LGTBI con las que pretenden multarla

"Recibo diariamente de forma masiva ataques personales, insultos, lenguaje obsceno y amenazas de muerte" denuncia la coach Elena Lorenzo. "Me obligan a probar algo que yo no he hecho. ¿Cómo puedo probar lo que no he hecho? Yo solamente puedo mostrar lo que hago", denuncia.

0

La coach Elena Lorenzo, sobre quien pende la amenaza de una multa de hasta 45.000 euros por desarrollar una labor de acompañamiento a diversas personas que de forma voluntaria la escogen para mejorar su vida, ha reclamado la derogación o modificación sustancial de las leyes LGTBI según las cuales está siendo perseguida.

Elena Lorenzo es coach profesional especializada en identidad personal dirigido a personas con Atracción al Mismo Sexo (AMS), también conocido como Proyección al Mismo Sexo (PMS); procesos de acompañamiento a personas afectadas por su adicción a la pornografía; la gestión de las emociones a través del arte o la ayuda en el cambio de hábitos y comportamiento.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

A su juicio, la Comunidad de Madrid, con la incoación de un expediente sancionador, pretende respringir su actividad com ocoach, «estrangular la libertad de la persona homosexual» y obligarla a negar su ayuda profesional a las personas que se lo solicitan.

En un nuevo mensaje difundido a través de su página web, además Lorenzo anuncia que en los próximos días va a presentar una querella contra «todas las personas que me han atacado y amenazado».

«Estoy siendo víctima de constantes ataques malintencionados a mi y a mi página web, de un delito de suplantación de identidad, recibo diariamente de forma masiva ataques personales, insultos, lenguaje obsceno y amenazas de muerte, comentarios vejatorios y humillantes a mi, que soy mujer, esto sin ningún tipo de escrúpulo. A esto, yo le llamo acoso y promover el delito de odio», describe.

«Me obligan a probar algo que yo no he hecho. ¿Cómo puedo probar lo que no he hecho?»

La coach hace responsable de esta situación a «quien aprobó esta ley y quien la apoya» porque «provoca violencia y odio hacia todos lo que no piensan como ellos, linchamiento público y amenazas constantes de denuncias y sanciones injustas».

No se trata de «curar» la homosexualidad

Elena Lorenzo insiste en negar que su trabajo suponga «curar» la homosexualidad, actividad objeto de sanción por la Ley LGTBI de la Comunidad de Madrid y denuncia la inversión de la carga de la prueba señalada en el artículo 66 de la misma norma según el cual «corresponde a aquel a quien se atribuye la conducta discriminatoria, la aportación de justificación probada objetiva y razonable de las medidas adoptadas”.

Lorenzo denuncia que se le obliga a probar algo no sucedido: «Me obligan a probar algo que yo no he hecho. ¿Cómo puedo probar lo que no he hecho? Yo solamente puedo mostrar lo que hago«.

Lorenzo defiende, basada en la definición de salud de la Organización Mundial de la Salud, que no «cura» al homosexual, porque no es un enfermo: «Me acusan de ‘curar’ la homosexualidad, como si la persona homosexual fuese un enfermo. Pero, ¿es que todo el que pide ayuda es porque está enfermo?».

La coach recuerda quela salud está definida como «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, por lo que «se puede estar ausente de enfermedad y no gozar de salud».

Y aclara que hay «personas que no gozan de grado máximo de salud, no están enfermas, pero carecen de un completo bienestar físico, mental o social».

Comentarios

Comentarios