El portavoz de VOX en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, ha denunciado que en España se producen más asesinatos de niños a manos de mujeres que de hombres. Del mismo modo, ha vuelto a cuestionar la ley de protección contra la violencia de género.

«En España, los niños que mueren, que no son pocos, mueren mayoritariamente a manos de una mujer: de sus cuidadoras, de sus abuelas o de sus madres, por desgracia», ha indicado el dirigente de VOX en una entrevista en Los Desayunos de TVE recogida por Europa Press, en la que ha añadido que «no por ello» la formación «habla de violencia feminista».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Refoma del Código Penal

Espinosa de los Monteros ha reiterado la petición de reformar el Códido Penal para «acabar con todo tipo de violencia sea cual sea su origen» y ha recordado, en alusión a la violencia machista, que la legislación actual ya prevé la existencia de agravantes en aquellos delitos en «que haya una diferencia de fuerza o de capacidad».

«No se trata de culpabilizar a los hombres, sino de analizar cada caso», ha indicado el portavoz parlamentario, quien ha añadido que «la violencia es siempre violencia y hay que acabar con toda». Por ello, se ha mostrado a favor de «agravar las penas». «Por eso creemos en la cadena perpetua», ha concluido.

Sus afirmaciones son respaldadas por la abogada y criminóloga Beatriz de Vicente. Se basa en el cotejo de varios estudios internacionales, aunque traslada los datos a nuestro país. “En el filicidio, matar al hijo, rondamos el 70% de mujeres autoras y en el neonaticidio (cometidos en las primeras 24 horas de vida) puede llegar al 95%, esto en líneas generales y a nivel mundial»

Informe de Interior

El Ministerio del Interior ya publicó en 2018 un estudio basado en 632 homicidios (esclarecidos policialmente) cometidos entre 2010 y 2012; el 59,3% de todos los registrados en ese periodo. De los 871 autores contabilizados, 778 eran hombres (89.32%) y solo 93 mujeres (10,68%), pero un tercio de las detenidas actuó en el ámbito familiar.

En el informe se recogen estudios llevados a cabo en varios países que avalan la afirmación de De Vicente: «Las mujeres matan mucho más que los hombres en el ámbito del hogar, a miembros de la familia», se señala. En la radiografía española, al estudiar la tipología delictiva y la relación entre homicida y víctima se encontró que la mujer mató con mayor frecuencia que el hombre a recién nacidos (18,3% frente a 1,3%) y a menores de edad (12,9% frente al 3,5%). «Las mujeres son el menor de nuestros clientes y las que sufren la violencia de sus parejas o exparejas», afirma José Luis González, guardia civil, psicólogo y miembro del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad. González es uno de los cinco coordinadores de la macromuestra de homicidios. «Pero si aparece un bebé en un vertedero o abandonado en cualquier lugar, la autora va a ser la madre casi al cien por ciento», añade. Son los neonaticidios a los que alude De Vicente y los estudios internacionales.

«Tenemos la visión de que la criminalidad femenina no es un problema social por estadística, pero no podemos valorarla solo por estadística. Hay casos tremendos como el de Ana Julia», señala Paz Velasco, jurista y criminóloga. «Cuanto menor es la edad de la víctima más posibilidad hay de que el autor sea una mujer que lo cuida; su madre o alguien muy cercano», asiente González.

Comentarios

Comentarios