Luis Alegre
Luis Alegre / La SER

Es profesor de filosofía, miembro fundador de Podemos y homosexual. Lo que pocos conocían de Luis Alegre es que esta última característica le convierte en superior -en algunos aspectos- con respecto a los no homosexuales.

Así se ha pronunciado en una entrevista que ha concedido al diario El Mundo, en la que la propia entrevistadora parecía no dar crédito a las palabras del ya ex político de la formación morada.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Las tres primeras preguntas de la entrevista dejan muy claro el pensamiento de Alegre -quien, por cierto, se erige en portavoz de todos los homosexuales-:

Usted ha publicado un ensayo recientemente que se titula Elogio de la homosexualidad [Editorial Arpa]. ¿Qué tiene de elogioso la homosexualidad?

«Todos los gays nos vemos obligados a analizar ese paquete completo de construcciones que recibimos de nuestros ancestros»

La homosexualidad nos hace más libres a todos, nos hace ver y cuestionarnos las casillas consolidadas en las que nos instalamos sin darnos cuenta y que marcan hasta los últimos detalles de nuestras vidas. Como los homosexuales no encajamos en ninguna de esas casillas, no podemos eludir reflexionar sobre ellas. Ese ejercicio reflexivo es algo por lo que pasamos todos los homosexuales, todos los gays nos vemos obligados a analizar ese paquete completo de construcciones que recibimos de nuestros ancestros.

Perdone, pero yo soy mujer, soy heterosexual, y también reflexiono sobre ello…

Mi libro es feminista, bebe mucho de las autoras en el campo de la igualdad de género. La casilla de ser mujer existe, está estandarizada, asumida, e incluye un archivo completo establecido por nuestros antepasados. Hay mujeres que la cuestionan, pero hay otras que no lo hacen y se insertan en ella con normalidad, ya que la consideran el orden natural de las cosas. Los homosexuales, sin embargo, tenemos por pura supervivencia que analizar las casillas, porque hasta ahora no encajábamos en ninguna. Y ese análisis nos permite descubrir lo que esas construcciones tienen de artificial.

¿Habla de una superioridad homosexual?

En algunos conceptos sí creo que se puede hablar de una superioridad homosexual. Esa obligación de analizar las casillas establecidas, de mirar desde fuera, nos coloca a los homosexuales en una posición privilegiada.

Una vez descubierta esta superioridad de los homosexuales, la periodista Irene Hernández Velasco pasa a indagar qué casillas o cualidades son las que hacen tan especiales al colectivo gay. Y resulta que una de ellas es el odio, pues los homosexuales «odian menos y mejor».

¿Los homosexuales odian más?

No, al revés. Los homosexuales, como colectivo, odian menos y odian mejor. Hemos sufrido mucha persecución, y no siempre ocurre que se reaccione a eso con apertura. Los homosexuales hemos sido discriminados y atacados, y sin embargo somos un colectivo lúdico y activo.

«Lo que dice por ejemplo el cardenal Cañizares los homosexuales se lo imputamos a él, no a toda la jerarquía de la Iglesia»

¿Y por qué los homosexuales odian mejor?

Es raro que un colectivo como tal respete el principio de imputabilidad individual. Lo que dice por ejemplo el cardenal Cañizares los homosexuales se lo imputamos a él, no a toda la jerarquía de la Iglesia ni a todos los católicos. Sólo a él.

Desde que Alegre dejó la dirección de Podemos en Madrid ha vuelto a sus fueros habituales, las clases de filosofía en la universidad. Una casilla para volver a empezar en lo que más le gusta, aunque no se sabe si su orientación sexual también es un punto extra para su profesión.

Comentarios

Comentarios