El Gobierno de Panamá anunció la noche del pasado 28 de diciembre que derogará un decreto, publicado apenas cinco días antes, que ordena la creación de una Dirección Nacional de Género y Desarrollo Humano dentro del Ministerio de Educación.

El organismo tendría como atribuciones implementar en el ámbito educativo las políticas públicas «en materia de género» emanadas no solo del gobierno nacional sino también de organismos internacionales.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El artículo 4 del decreto determina como una de sus funciones «velar por el cumplimiento de los objetivos planteados las leyes […] internacionales sobre igualdad de género y desarrollo humano».

El despacho firmado por el presidente de la República, Juan Carlos Varela Rodríguez, y publicado en la Gaceta Oficial el viernes 23 de diciembre, generó imediatas reacciones negativas.

Diversas organizaciones criticaron duramente que el mandatario adoptara esta medida cuando hay una intensa movilización ciudadana contra la educación sexual para ninos y adolescentes implementadas por su administración.

Contener la presión popular

También cuestionaron, especialmente a través de las redes sociales, que el mandatario haya intentado hacer pasar desapercibida la creación de la nueva dirección al publicar el decreto en víspera de Navidad.

Menos de una semana después el Ministerio de Educación emitió un comunicado de prensa para informar «al país, que ante la preocupación derivada del decreto […]  se procederá a la derogación de dicho texto hasta que se haga una evaluación más detallada de sus alcances».

Organizaciones pro familia esperan que la derogación del decreto se produzca tras el receso natalino para mostrar que el anuncio del Ministerio no fue solo una jugada para contener la presión popular

Y subraya que el objetivo de tal “suspensión” del acto presidencial es propiciar “una amplia e inclusiva consulta con distintos sectores para mayor convergencia sobre los diversos temas” cuestionados.

El comunicado fue divulgado a las 21 horas del miércoles 28 de diciembre y no hubo otro de tipo de comunicación oficial.

Organizaciones pro família locales esperan que la derogación del decreto sea debidamente oficializada después del receso natalino, al inicio del próximo año, para mostrar efectivamente que el anuncio del Ministerio no fue solo una jugada para contener la presión popular.

Una ley que viola la patria potestad

En declaraciones para Actuall, Tatiana Álvarez, miembro de la Fundacion Vida y Familia, considera que «sin duda, la principal causa que llevó al gobierno, aparentemente, a dar marcha atrás fue la rápida e inesperada reacción ciudadana».

«Creo que el presidente ni entiende ni ha escuchado al pueblo, no tiene idea de que se trata esto, pero tampoco quiere ver su popularidad caer», explica.

Recientemente el gobierno fue testigo de la fuerte presión ejercida en la Asamblea Nacional a causa de la Iniciativa de Ley 61 que allí tramita y que pretende imponer educación sexual en las escuelas con la ideología de género.

El 13 de junio, tan sólo en la capital panameña, más de 100 mil personas se congregaron frente a la asamblea para expresar su rechazo al proyecto de ley por considerar que viola la patria potestad y la libertad de educación. En las diversas provincias del país también hubo marchas.

Comentarios

Comentarios