El autobús que denuncia las leyes de género y desafía al feminismo radical ha sido vandalizado en Barcelona. / HO
El autobús que denuncia las leyes de género y desafía al feminismo radical ha sido vandalizado en Barcelona. / HO

La asociación HazteOir.org ha exigido al Instituto de Paisaje Urbano y la Calidad de Vida, dependiente del Ayuntamiento de Barcelona queqpreside Ada Colau, que archive inmediatamente el expediente sancionador que ha abierto contra la entidad cívica y pide le sean comunicados los datos de las personas que lo han iniciado por si fueran culpables “de un delito de prevaricación o de un delito de coacciones y amenazas”.

“Ada Colau pretende sancionar a HazteOir.org con 60.000 euros de multa para silenciar a quien disiente de la ideología de género y del feminismo radical. Si el expediente sancionador sigue adelante estaríamos ante un presunto delito de los políticos que gobiernan el Ayuntamiento de Barcelona, que saben muy bien que el autobús no incumplía la ordenanza de publicidad porque no invitaba a consumir, conocer o contratar de bien o servicio alguno”, ha afirmado Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La asociación ha presentado las oportunas alegaciones al inicio de expediente sancionador del Ayuntamiento de Barcelona que podría costarle hasta 60.000 euros de multa por llevar a la ciudad condal el pasado 4 de marzo el autobús #StopFeminazis que solicitaba la derogación de las ‘leyes de género’. El consistorio alega, para abrir el expediente sancionador, una infracción “muy grave” y dos calificadas como “graves” relacionadas con la Ordenanza de Usos del Paisaje Urbano.

Arsuaga: «El vehículo no tenía finalidad publicitaria, no atentaba contra la dignidad de nadie ni contra los derechos de nadie y está amparado por el derecho a la libertad de expresión”

“Como indicamos en las alegaciones que hemos presentado, la amenaza de sanción es un acto de discriminación por motivos ideológicos ya que el vehículo no tenía finalidad publicitaria, no atentaba contra la dignidad de nadie ni contra los derechos de nadie y está amparado por el derecho a la libertad de expresión”, ha insistido Arsuaga. “De hecho, el 4 de marzo, el Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona dictó un auto archivando una denuncia del Ministerio Fiscal contra el autobús”, ha añadido

La libertad de expresión protege la disidencia ideológica, le guste o no a la alcaldesa de Barcelona. Nada se ha sabido de los radicales que bloquearon  el autobús con violencia y lo vandalizaron cuando circulaba por Barcelona. SIn embargo,  a nosotros se nos quiere amordazar con una multa desproporcionada”, asegura el presidente de HazteOir.org.

Autobús #StopFeminazis

El pasado 4 de marzo, el autobús, vinilado con el lema #StopFeminazis y una caricatura de Adolfo Hitler, llegó a Barcelona para pedir a los líderes de los tres partidos de centro-derecha (Pablo Casado, Albert RIvera y Santiago Abascal) que derogaran determinadas normas “ideológicas”.

En particular, se solicitaba a los políticos que suprimieran la ley de violencia de género que discrimina al varón en función de su sexo, elimina la presunción de inocencia en la práctica e invierte la carga de la prueba. También se criticaban las ‘leyes mordaza LGTBI’ que adoctrinan a los niños en las aulas.

El paso del autobús de HazteOir.org por Barcelona llevó a grupos radicales a ejercer violencia contra el vehículo y acoso y amenazas a sus ocupantes. Al menos una docena de personas vinculadas a la CUP y a grupos ultraizquierdistas, embozados para ocultar su rostros, impidieron la libre circulación del autobús, lanzaron piedras, realizaron pintadas, colocaron pegatinas y arrancaron el vinilado.

Las acciones violentas de los radicales obligaron a los Mozos de Escuadra a desplegar una columna de agentes ‘antidisturbios’ para disolver al grupo de extremistas mientras que miembros de la Guardia Urbana recogieron las enormes piedras usadas a modo de proyectil contra el autobús de HazteOir.org.

Comentarios

Comentarios