El juzgado  de instrucción número 13 de Madrid toma declaración esta mañana a las abogadas Cruz Sánchez de Lara y Yolanda Corchado, así como a las otras siete personas imputadas por haber impulsado una supuestra trama de falsas denuncias de malos tratos, como ya adelantó Actuall el pasado 13 de marzo.

Al menos cuatro de las personas imputadas están vinculadas a la Federación de Mujeres Progresistas, fuertemente vinculada al PSOE. El resto son los familiares y la expareja de Jesús Muñoz, que fue absuelto de innumerables denuncias por “maltrato físico y psicológico continuado”, “restricción del uso de la calefacción”, “restricción de comida”, “amenazas de muerte”, “injurias y vejaciones, cabezazos y empujones” e “intento de secuestro de hijo común”, y que le valieron seis años de imputaciones.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Gracias a dicha sentencia absolutoria, la denuncia que ha provocado la imputación presume un “uso espúreo de los procedimientos penales, así como el dolo y la mala fe” en la interposición de denuncias de malos tratos.

Entre las maniobras más sorprendentes, por las que  hoy declaran, se encuentran hechos como que las denuncias por malos tratos comenzaron después de la negativa de Jesús a ceder en todas las pretensiones de su ex pareja, Beatriz, sobre la guardia y custodia de su hijo común; o que la psicóloga de la Federación de Mujeres Progresistas refirió síntomas como nerviosismo, taquicardias y ansiedad -como consecuencia de los supuestos malos tratos- calcado de un informe fechado un año antes de que Beatriz y Jesús se conocieran.

Hasta el perito psicólogo declaró en uno de los casos contra Jesús que “la peritada manifiesta que su objetivo a través de este procedimiento judicial es que su hijo esté con ella”.

Recomendada por la expresidenta del TC

Según Projusticia, se da la circunstancia de que la expresidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, recomendó a la llamada “asesina de Ciempozuelos” los servicios de Cruz Sánchez de Lara y Enriqueta Chicano para, una vez contratado un sicario para acabar con la vida de su ex marido, hacerse con la custodia de su hija, que fue enviada a un centro de acogida donde compartía patio con personajes como “El Rafita”, asesino de Sandra Palo.

Enriqueta Chicano era entonces presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas y Cruz Sánchez de Lara responsable del gabinete jurídico de la “Plataforma de mujeres artistas contra la violencia de género”, liderada por la cantante Cristina del Valle. Por su pate, Yolanda Corchado era socia de Exaequo abogados con Cruz.

La ex presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, pronuncia su discurso de despedida del cargo. /TC
La ex presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, pronuncia su discurso de despedida del cargo. /TC

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".