Viktor Orban, presidente de Hungría
Viktor Orban, presidente de Hungría

El Parlamento de Hungría ha aprobado esta semana la reforma constitucional que impide la adopción por parte de parejas homosexuales, en aras de la protección de la infancia y de la defensa de la «cultura cristiana».

Entre los cambios que plantea el nuevo texto se estipula que los niños deben tener un padre varón y una madre mujer y solo pueden adoptar los matrimonios registrados como tal. Además, se establece que los niños son identificados como varones o hembras conforme a su genitalidad.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

«El objetivo es proteger a nuestros hijos, no recortar los derechos de ciertos grupos sociales», ha esgrimido la ministra de Justicia, Judit Varga, en un mensaje publicado en Facebook, según la agencia Bloomberg.

El partido del primer ministro, Viktor Orban, ha hecho valer su mayoría para sacar adelante las enmiendas, que finalmente han recibido 134 votos a favor, 45 en contra y cinco abstenciones, informan medios locales.

La batería de cambios también delimita las medidas excepcionales a las que puede recurrir el Gobierno en situaciones de emergencia y reduce la supervisión de los fondos públicos, alegando que cuestiones relativas a gastos e ingresos competen exclusivamente al Estado.

Comentarios

Comentarios