Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org, junto a uno de los autobuses de la asociación censurados. /HO
Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org, junto a uno de los autobuses de la asociación censurados. /HO

El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, ha reaccionado con esperanza y determinación ante la noticia de que la Brigada de Información de la Policía Nacional en Sevilla apunte a posibles «delitos de odio» en un informe referido a los agresores del autobús fletado por la asociación en 2017.

Los expertos policiales sostienen en un documento de 130 páginas que «no se trató de una acción individual sino que estamos ante una acción organizada y premeditada» protagonizada por elementos de la extrema izquierda.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

No van a silenciar a HazteOir.org con la violencia, lo hemos demostrado sobradamente. Ahora, la buena noticia es que empieza a salir la verdad a la luz y quedará demostrado quienes éramos las víctimas y quienes los agresores”, asegura Arsuaga en un comunicado difundido por la asociación.

El presidente de la entidad cívica reclama el fin de la impunidad de los agresores que pretendieron impedir la campaña favorable a la libertad educativa y de denuncia de las leyes mordaza LGTBI realizada mediante los famosos autobuses naranjas que llevaron, entre otros lemas «No al bullying. Respeto para todos»; “Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo, que no te engañen” o “Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva”.

Dispositivo policial para proteger el autobús de Hazteoir.org en Sevilla, el 29 de marzo de 2017. / HO

“La impunidad de los radicales de izquierda que atacaron el autobús de HazteOir.org en Sevilla y agredieron a sus ocupantes debe acabar. Pretendieron, ejerciendo una inusitada violencia, amedrentarnos para que, quienes disentimos de la ideología de género y el adoctrinamiento LGTBI nos callemos. Pero HazteOir.org no lo va a hacer y vamos a seguir defendiendo el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus valores frente a los que los manipulan”, sostiene Arsuaga. 

“Confiamos en que ahora sea la Justicia la que proteja a quienes nos oponemos sin miedo a los intolerantes del lobby LGTBI que quieren imponer su ideología en las escuelas, manipular a los menores con la ideología de género y acallar la disidencia con violencia y acoso en las calles”, ha manifestado Arsuaga.

El ataque sufrido en Sevilla, si bien fue especialmente violento, no fue el único episodio de estas características. En Asturias, dos personas reconocieron las agresiones y aceptaron una multa de más de 2.000 euros y en Barcelona, después de que el acusado reconociera haber acosado y agredido mediente huevos, salsa de tomate y escupitajos al presidente de HazteOir.org, y pidiera perdón, la asociación retiró la querella.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios