Juana Rivas, en el banquillo de los acusados por la
Juana Rivas, en el banquillo de los acusados por la "sustracción" de sus hijos menores y huir de la justicia /EFE

La española Juana Rivas es una mujer con un «grave funcionamiento mental patológico asociado a desorganización del pensamiento» que es «incapaz de comprender las emociones profundas de sus hijos», llega a «confundir sus propias necesidades» con ellos, sobre quienes ejerce «una gran capacidad manipuladora» y a quienes convierte en «recipiente de las ansiedades maternas».

Este retrato psicológico ha sido realizado por una perito independiente italiana que ha elaborado un informe a petición del juez Calgari que está dirimiendo con quién deben vivir los hijos en común de Rivas y Francesco Arcuri, según ha publicado el diario El Mundo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El informe, que ha llevado cinco meses de trabajos y entrevistas, concluye que los hijos de Juan Rivas sufren síndrome de alienación parental.

Cabe recordar que Juana Rivas está condenada a cinco años de prisión y seis sin poder ejercer la patria potestad sobre sus hijos como autora de dos delitos de sustracción de menores al permanecer en paradero oculto durante un mes el pasado verano, incumpliendo varias sentencias judiciales que la obligaban a entregar los hijos a su padre.

El informe concluye que lo mejor para el normal desarrollo de los menores es que permanenzcan con su padre, dado que Rivas es considerada «incapaz de comprender las emociones profundas de sus hijos». Aún más, la experta considera que Juana Rivas llega a «confundir  sus propias necesidades con las de sus hijos».

El perito que ha evaluado la situación a petición de la defensa de Juana Rivas rebate lo afirmado por su colega italiana e insiste en que se obvian los supuestos malos tratos sufridos por Rivas.

Comentarios

Comentarios