El Partido Popular lleva bastantes décadas al frente de la Comunidad de Madrid y en algo se tenía que notar. Por ejemplo, en el Programa de Información y Atención a Personas LGTBI, un servicio que disfruta de un presupuesto de 901.742 euros (casi 1.000.000 de euros).

Este dinerillo está destinado a financiar las actuaciones “dirigidas a la prevención y eliminación de los factores causantes de situaciones de desigualdad, acoso y discriminación que afectan a personas lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales” y a las “acciones relacionadas con la inserción laboral y equiparación de los derechos de estas personas, así como labores de sensibilización, promoción y formación a profesionales”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El Programa de Información y Atención a Personas LGTBI que pagamos usted y yo realiza actividades muy útiles como los “talleres de sensibilización” en colegios e institutos y centros de formación profesional que “permiten al alumnado reflexionar sobre la discriminación a personas LGTBI y cómo convivir en el respeto y construir una sociedad igualitaria en la que quepan todas las personas”.

Hasta que no se ha implantado el carísimo Programa de Información y Atención a Personas LGTBI no cabían las personas en ningún sitio; de hecho todas ellas eran menospreciadas, discriminadas y agredidas. Por cierto, ¡qué caro nos sale reflexionar! 

Así que, si es usted un desempleado o un pensionista o un trabajador con ingresos justos, o un padre o una madre de familia con dificultades para sacar adelante a sus hijos y tiene la desgracia de no formar partes del ‘colectivo LGTBI’ ¡lo sentimos!

Pero si posee usted una “identidad sexual” contraria a la de su sexo biológico ¡está de enhorabuena! Y si pertenece o representa a alguna de las entidades recomendadas y bien subvencionadas por el gobierno de la Comunidad de Madrid gobernado por Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular) ¡felicidades!

Si aún así está usted triste y cabizbajo, sepa que la comunidad autónoma madrileña se ha comprometido a elaborar «en la mayor brevedad posible» los reglamentos para la aplicación en su integridad de las leyes regionales de Identidad y Expresión de Género y contra la LGTBIfobia.

Lo ha proclamado el consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Alberto Reyero, miembro de Ciudadanos (uno de los pocos que van quedando). 

Hace usted muy bien, señor Reyero: otorgue privilegios a unos madrileños y no a otros, en función de sus preferencias sexuales. Pero luego, por favor, no vaya contando la milonga de que “los españoles somos libres e iguales”.  Señora Díaz Ayuso, ¿tiene usted algo que decir?

¿Le ha llegado a usted algún euro por ser miembro de una asociación LGTBI? ¿No? ¡Pues ya somos dos! Pero no se queje, hombre (con perdón). Va a pagar con el sudor de su frente los agravios, discriminaciones y omisiones sufridos por personas LGTBI desde los tiempos de Adán y Eva. Alguien tenía que hacerlo y, hasta que la comunidad madrileña gobernada por los ‘populares’ no ha creado este servicio, homosexuales, bisexuales, lesbianas, transexuales y otras denominaciones que soy incapaz de recordar… es que no podían vivir, ni acudir al trabajo ni estudiar en el colegio… 

Un millón de euros y…¡sea acabó el problema! La Comunidad de Madrid es ‘gayfriendly’ y ‘LGTBIfriendly’. Usted paga…otros cobran y los chiringuitos LGTBI que adoctrinan a nuestros niños en las aulas… hacen caja.

Si está usted pensando lo mismo que yo y no da crédito a lo que le estoy contando y le indigna que el dinero público sirva para financiar los privilegios de algunos sólo porque se acuestan con personas de su mismo sexo debe saber que es usted un homófobo, puede que hasta vote a Vox, vaya usted a saber. 

Ya lo decía el autobús de HazteOir.org: “Si votas Díaz Ayuso, votas ‘Mordaza LGTBI’. 

Comentarios

Comentarios