La Fiscalía de Álava investiga al imán de una mezquita de Vitoria por supuestos abusos sexuales a dos chicas menores a las que supuestamente hizo tocamientos durante las clases en las que les enseñaba el Corán.

Los hechos ocurrieron hace un año pero la investigación no comenzó hasta la pasada primavera, cuando el presunto agresor intentó ‘toquetear’ a una de las ninas en plena vía pública y ésta pidió ayuda a una patrulla de la Policía Local.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Los padres de las chicas no denunciaron los abusos

Según cuenta EFE, fue entonces cuando se inició una investigación que permitió descubrir una segunda víctima con el mismo perfil: menor de 18 años, de origen magrebí (como el sospechoso) y ex alumnas del imán. Los padres de ambas chicas no denunciaron los supuestos abusos, pero las cambiaron de mezquita.

La Fiscalía pidió una orden de alejamiento para proteger a las ninas y en verano fue decretada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Vitoria, que hoy en día sigue vigente, según publica hoy el diario El Correo.

El Ministerio Fiscal, en colaboración con la Ertzaintza y la Policía Local de Vitoria, continúa investigando para determinar si hay menores afectadas.

Según publica El Correo, fuentes de la mezquita donde imparte doctrina reconocen que se está considerando “la posibilidad de echarle del cargo” ante la gravedad de los hechos, investigados con una discreción exquisita.

El imán, una figura relevante en el Islam

Dentro del Islam, el imán está considerado como una figura experta en la fe islámica. En comparación con el cristianismo, es una persona similar a la que puede ser un sacerdote, aunque no se puede equiparar ya que en la religión musulmana no existe un organismo que ‘certifique’ estos conocimientos de la fe.

El Corán, libro sagrado de los musulmanes, se enseña a menudo en clases de lectura (similar a la catequesis católica). En estas clases, el imán se encuentra a solas con los alumnos. El número de ‘asistentes’ a estas clases lo decide este ‘guía’ religioso.

Comentarios

Comentarios