Francesco Arcuri
Francesco Arcuri / EFE

El Tribunal de Cagliari (Italia) ha otorgado la custodia exclusiva de los dos hijos de Juana Rivas al padre, el italiano Francesco Arcuri, y ha establecido un régimen de visitas que permitirá a la madre pasar temporadas con ellos en España.

En una resolución del 14 de marzo la Primera Sección Civil del Tribunal de Cagliari concede la custodia al padre “con ejercicio exclusivo de responsabilidad parental y residencia en el hogar paterno”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La madre tendrá que pagar 300 euros al mes, 150 euros por niño, en concepto de manutención, además de asumir el 50 por ciento de los gastos extraordinarios previamente acordados y documentados.

Los menores podrán cada año pasar el periodo comprendido entre el final de la escuela y la primera mitad del mes de agosto cerca de su madre en España, así como las vacaciones de Navidad alternadas con el padre, según agrega la sentencia, que desgrana en este apartado cómo debe llevarse a cabo el régimen de visitas en los distintos periodos.

Con respecto al régimen de visitas ordinarias, la madre podrá reunirse con sus hijos durante el fin de semana en Italia y un fin de semana de cada cinco podrán estar con ella en España o donde resida en ese momento, informa Europa Press.

El tribunal contaba, entre otros informes, con el de la perito designada para el caso, la cual mantuvo 32 entrevistas con los menores y sus padres en diferentes modalidades, tanto juntos como por separado, incluyendo varios careos entre los progenitores

Esta resolución se produce pocos días después de que la Audiencia Provincial de Granada haya confirmado la pena de cinco años de prisión para esta madre de Maracena (Granada) por sustracción de menores, después de que en verano de 2017 permaneciera un mes en paradero desconocido con los niños, de cinco y doce años, incumpliendo las resoluciones que le obligaban a entregárselos al padre, al que acusa de malos tratos. Una vez que se los entregó, los niños han vivido desde agosto de 2017 con él en la isla de Carloforte, donde tienen fijada su residencia habitual.

La sentencia dictada en España también condena a Rivas a ser privada de la patria potestad durante un periodo de seis años y deberá indemnizar a su expareja con 12.000 euros por daño moral.

El Tribunal de Cagliari celebró el pasado 21 de febrero la última vista del proceso civil para decidir sobre la custodia de los pequeños y tanto Juana Rivas como el padre solicitaron la custodia exclusiva.

Para poder tomar una decisión, el tribunal contaba, entre otros informes, con el de la perito designada para el caso, la cual mantuvo 32 entrevistas con los menores y sus padres en diferentes modalidades, tanto juntos como por separado, incluyendo varios careos entre los progenitores. También con profesores, pediatras y profesionales que han estado en contacto con los menores en Maracena (Granada).

La perito expuso que la madre tiene una “gran capacidad de manipulación contra los niños” y que el mayor de ellos ha optado por “aliarse” con ella al “considerarla más frágil”. Sostenía que Rivas “se encuentra en un estado de profundo desequilibrio emocional y que a menudo ha demostrado que no se adhiere correctamente a la realidad, manipulándola”.

La experta estimó que “el comportamiento maternal es perjudicial” para los niños y agregó que durante las entrevistas Juana Rivas “relató episodios que existen, de acuerdo a la comparación con el resto de involucrados, solo en su mente”, proponiendo que la custodia fuera para el padre.

Recurso de Juana Rivas y satisfacción de Arcuri

La defensa del italiano Francesco Arcuri ha trasladado este miércoles la “satisfacción” de su cliente después de que el Tribunal de Cagliari le haya concedido la custodia de los dos hijos que tiene en común con Juana Rivas, la cual ha anunciado que recurrirá para intentar que los niños puedan vivir con ella en España, como es su deseo.

La abogada de Rivas en Italia, María Eugenia Álvarez, ha señalado que, aunque la sentencia no ha resultado como esperaban, “no se ha retirado la patria potestad” a la madre y se le permite llevarse a los niños a España en determinados periodos, “como verano y Navidad”.

“Que se los dejen llevar a España es un logro, a diferencia de lo que han hecho los jueces españoles”, ha agregado la letrada, en alusión al proceso penal en el que ha sido condenada por sustracción de menores a cinco años de prisión y seis sin la patria potestad de los niños.

La defensa de Arcuri ha señalado por su parte que su cliente se encuentra “satisfecho” con la resolución, aunque siente “algún recelo” respecto a los desplazamientos que los menores puedan hacer a España, si bien reconoce que son “muy restrictivos a la hora de poder plantearlos”.

El equipo jurídico de Arcuri, que en España está representado por el letrado Enrique Zambrano, ha hecho hincapié también en las medidas respecto a la madre, después de que la psicóloga del caso haya reclamado que sea “sometida a tratamiento al menos una vez en semana y monitorizada desde Italia al menos cada dos meses”.

Comentarios

Comentarios