La madre de la pequeña de 5 años, Tafida Raqeeb sido entrevistada en el programa Good Morning Britain, retransmisión en la que ha narrado los últimos avances por la causa de su hija, a la que quiere llevar a Italia. Más de 200.000 personas han apoyado a esta pequeña en su lucha por salir del Reino Unido, un país cuyos médicos han dicho que no pueden hacer nada por Tafida, y que prefieren dejarla morir. Sin embargo, un hospital de Italia ya se ha ofrecido para continuar los tratamientos que la niña precisa y solo la decisión del Alto Tribunal de Londres tomará en siete días.

Dos especialistas del principal hospital de niños de Gaslini (Italia) han examinado el caso de Tafida, y no sólo aseguran que están preparados para tratarla, sino que la niña no cumple las condiciones para ser desconectada de la ventilación que ahora necesita.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El estado de salud de Tafida es, por tanto, estable, pese a que nació con una anomalía en el cerebro que no se le detectó hasta febrero de este año, cuando sufrió una hemorragia cerebral que la indujo en un paro cardiorespiratorio. Sin embargo, comenta su madre que Tafida se encuentra en el grado más leve requerido por el aparato respiratorio, que puede respirar independientemente, pero debe esperar a que sus pulmones sean más fuertes para respirar de manera más autónoma. También ha descrito como su hija muestra signos de actividad cerebral, pero que a la pequeña se le niega el tratamiento que se le prometió a la familia hace meses, como una traqueotomía, que permitiría retirarle el respirador y también una entubación hasta que pueda volver a tragar.

Tafida muestra signos de actividad cerebral

Tafida está siendo tratada como un enfermo terminal por el hospital cuando “no es el caso”, comenta la directora de campañas de CitizenGO en Reino Unido, Caroline Farrow, que ha reunido ya miles de apoyos en una campaña online de recogida de firmas, y a cuya iniciativa se ha sumado en España Derecho a Vivir. 

“Llevar a la niña a Italia no costaría un céntimo a la seguridad social inglesa, pero los costes en abogados por este asunto ascienden a cientos de miles de libras”, ha defendido Farrow. 

El próximo día 9, el Alto Tribunal de Londres comenzará una audiencia sobre el caso, que durará 5 días. Al cabo de estos se decidirá si la pequeña puede viajar a Italia como quieren sus padres, o los médicos británicos desconectan a Tafida, condenándola efectivamente a muerte.

Comentarios

Comentarios

Miguel Vinuesa (1983, Madrid) es licenciado en Periodismo por la Universidad San Pablo-CEU de Madrid, y cursó el Máster de traducción de la Universidad de Ginebra (Suiza). Fue responsable de comunicación interna en una empresa relacionada con el mundo financiero y anteriormente ha sido parte de los gabinetes de prensa de Telefónica, la Conferencia Episcopal o la propia Universidad San Pablo-CEU. Actualmente es redactor en la Fundación CitizenGO.