La Brigada Provincial de Información ‘imputa’ diferentes delitos a «activistas antifascistas de extrema izquierda» identificados como los agresores que atacaron el autobús de HazteOir.org y a sus ocupantes el 29 de marzo de 2017.

El vehículo llevaba por lema «Respeto para todos. No al bullying» y promocionaba el libro ‘¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual?‘ en el que se denunciaba el contenido de las leyes LGTBI aprobadas entonces por varias comunidades autónomas.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Cuando el vehículo naranja se dirigía a la sede de la Junta de Andalucía para entregar un escrito a su entonces presidente, Susana Díaz, varias docenas de jóvenes lo detuvieron y le arrojaron piedras, huevos y naranjas, a la vez que lo sacudían. También repitieron consignas violentas y amenazantes como «hay que quemar la Conferencia Episcopal», «vosotros, fascistas, sois los terroristas» o «Sevilla será la tumba del fascismo».

«La única motivación de los hechos radica en la diferente ideología entre los autores de los hechos y la organización víctima de los mismos», asegura la Policía

HazteOir.org interpuso una querella contra contra siete políticos locales y nueve agresores identificados durante el paso del autobús por Sevilla, pero el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla sobreseyó la causa en mayo de 2018 alegando que no existía “persona o autor individualizado al cual imputar” un presunto delito de coacciones y daños.

Dos años después de la agresión, en marzo de 2019, la Audiencia Provincial de Sevilla atendió los recursos interpuestos por la Fiscalía y la propia asociación. Por una parte, levantó el archivo de la causa y, por otro, rechazó el proceder del juez instructor, Juan Gutiérrez Casillas, que se negó a practicar numerosas diligencias probatorias y a admitir numerosa documental reclamada por HazteOir.org. De esta manera, se entendía por no concluida la instrucción del caso.

Gracias a que se han recabado las pruebas reclamadas por HazteOir.org, la Policía comenzó una labor de investigación que ahora se ha conocido. Según El Diario.es el informe consta de 130 páginas en las que se incluyen actas de visualización de imágenes de medios de comunicación, de diversos perfiles de redes sociales, fotografías y la propia trayectoria de los investigados como miembros de movimientos de la izquierda radical.

Según este medio, fue la propia Policía la que, además de identificar a los agresores, decidió realizar un informe más completo para valorar las motivaciones de odio ideológico de los acusados, pro si pudieran constituir un delito de estas características.

El informe concluye que concluye que «la única motivación de los hechos radica en la diferente ideología entre los autores de los hechos y la organización víctima de los mismos, y el odio que les provoca esa discrepancia ideológica». «No se trató de una acción individual sino que estamos ante una acción organizada y premeditada», subraya el informe.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios