Imagen de la captura del vídeo
Imagen de la captura del vídeo

Las imágenes de la confrontación entre un cliente que gritaba obscenidades y amenazas a un vendedor por referirse a él como «señor» en lugar de «señora» en la tienda GameStop en Nuevo México se han vuelto virales.

El vídeo comienza con un cliente que se encuentra frente al mostrador de la tienda de videojuegos, de espaldas a la cámara, exigiendo que le devuelvan su dinero de una manera bastante violenta. Ante esta escena, una clienta, teniendo en cuenta su físico masculino y su voz, interviene y dice: «Disculpe, señor, hay un joven aquí que necesita cuidar su boca».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El hombre se vuelve hacia ella, revelando su rostro igualmente masculino mientras la reprende airadamente: «¡Es señora! ,¡Es señora!». Ella responde amenazando con llamar a la policía y pidiéndole que se calme, a lo que él le dice que «se ocupe de sus asuntos».

El empleado responde al cliente explicándole que se refería a varias personas, incluyendo a otras personas que estaban en la cola. «No, ¡usted dijo señor! ¡una vez más, señora!».

«¡Madre de mierda, vete afuera, si quieres llamarme señor otra vez, te mostraré un maldito señor!», grita el cliente, repitiendo «madre de mierda» y pateando una pila de cajas mientras camina hacia la salida, según informa LifeSiteNews.

El empleado se disculpa, pero en lugar de dejarlo, el hombre se da vuelta y exige el número corporativo de la tienda. «Porque los llamaré y hablaré sobre cómo me han malinterpretado varias veces en esta tienda», agrega.

«Bueno, te pediré por quinta vez que dejes de llamarme hombre, porque claramente no lo soy», agrega el cliente. Camina y gruñe delante del mostrador, antes de darse la vuelta para regresar a la salida.

«Planeo decirle a toda la comunidad LGBTI que no respetas a los trans en esta tienda. Vas a perder dinero por esto», declara el hombre antes de salir.

A continuación ponemos el vídeo para que vean y escuchen al cliente:

Megan Fox, de PJ Media, apunta que «es interesante que su primer arrebato sea ante una mujer que está fuera de la cámara y que lo llama ‘señor’, como si una mujer, que claramente puede ver por sí misma lo que está mirando, deba tener que atender la fantasía particular de un hombre y ‘su género'». «Este es el tipo de locura que la izquierda quiere imponer a las mujeres biológicas en el vestuario. ¿Te imaginas encontrarte con él cuando estás a medio vestir?».

El sexo biológico está arraigado en los cromosomas de un individuo y se refleja en cientos de características genéticas . La Asociación Americana de Psiquiatría todavía clasifica la disforia de género como un trastorno mental, como lo hizo la Organización Mundial de la Salud hasta el verano pasado.

Si bien esta confrontación viral provocó una experiencia de compra desagradable para varios clientes, los hombres que «se sienten mujeres» que exigen ser tratados como «mujeres» pueden y han causado problemas mucho más graves en otros entornos. Ha habido una creciente preocupación tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido por colocar a hombres que afirman ser mujeres en poblaciones penitenciarias, por ejemplo.

Comentarios

Comentarios

Compartir