Sarah Champion, diputada y encargada de los asuntos de violencia domestica del Partido Laborista / SC

La diputada laborista británica y portavoz de los asuntos de violencia doméstica y de la prevención de abusos del partido, Sarah Champion, acabó en el calabozo por pegar a su marido.

Los hechos ocurrieron en 2007. Tres años más tarde y pesar de este antecedente, Champion fue elegida diputada; y en 2015 fue nombrada responsable que vela por las víctimas de la violencia doméstica. Y lo peor de todo es que ha obtenido el respaldo de su partido.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

A pesar de tan contradictorio y escandaloso historial, ni ella se plantea dimitir ni el líder laborista Jeremy Corbin ha pensado en destituirla. Es más, ha alabado su valentía y su valía para el cargo.

¿Qué hubiera ocurrido si se hubiera tratado de un hombre que pega a su mujer y ahora ostentase un cargo en un partido?

Esta reacción lleva a la pregunta de qué hubiera ocurrido si el protagonista hubiera sido un hombre que hubiera pegado a su mujer y ahora ostentase un cargo importante en el partido y no necesariamente el relacionado con la violencia doméstica.

Aquel día de 2007 Sarah Champion y su marido Graham Hoyland ya estaban en proceso de divorcio y comenzaron a discutir sobre la venta de la casa que compartían.  La cosa fue a mayores y ella golpeó a su marido. A continuación, él llamó a la Policía y ella acabó en una celda por la agresión al que todavía entonces era su esposo.

Su ya exmarido, Graham Hoyland, confirma en Daily Mail que él fue “víctima del ataque de Sarah Champion. Es vergonzoso admitir que fui agredido por mi esposa pero este era un tema tenía que ser hablado”.

La diputada de la izquierda inglesa se ha apresurado ahora a justificar la agresión. “No me siento orgullosa de lo que sucedió y acepto que estuvo mal pero no tengo nada que ocultar. Perdí el control después de haber sido provocada durante años”, asegura, sin que ni siquiera se le pase por la cabeza que aquella actuación la desautorice para ostentar el cargo que tiene.

Desde el Partido Laborista han querido cerrar filas en torno a Champion y ha sido el propio líder, Jeremy Corbyn, el que en un mitin en Liverpool se dirigió así a la diputada: “Sé que todos en esta sala vais a querer uniros a mí para decir simplemente a Sarah que tiene todo nuestro apoyo”.

Corbyn, a Sarah Champion: “Eres una luchadora verdaderamente inspiradora y todos tenemos una confianza total en ti»

“Eres una luchadora verdaderamente inspiradora y todos tenemos una confianza total en ti y sé que vas a seguir haciendo el excelente trabajo que siempre has estado haciendo”, afirma Corbyn.

Jeremy Corbin, líder del Partido Laborista
Jeremy Corbin, líder del Partido Laborista

Menos comprensivos se han mostrado las asociaciones y partidos políticos que representan a los hombres maltratados y a las víctimas del feminismo radical.

Para Mike Buchanan, líder del partido Justice for Men & Boys, la situación de Sarah Champion es “insostenible”.

“Debe dimitir. Si fuera un político de sexo masculino sería inconcebible que él pudiera permanecer en su cargo después de haber admitido que fue arrestado por violencia doméstica”, agregó Buchanan.

Por su parte, el líder de la asociación caritativa Men´s Aid, Brian Hitchock, ha añadido que “los políticos deben tener los valores más altos y si no es así no hay lugar para ellos en la política”.

También le puede interesar

Comentarios

Comentarios

Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.