La familia es la célula básica de la sociedad pero sistemáticamente ha sido maltratada por los distintos partidos políticos. En estos momentos ultiman sus programas electorales para el 20-D y todos ellos deberían tener en cuenta las propuestas que ha realizado el Instituto de Política Familiar para reparar la injusticia que tradicionalmente se ha hecho con este colectivo.

1. Crear un Ministerio de la Familia, o al menos, una Secretaría de Estado de la Familia con suficiente capacidad presupuestaria para políticas protección de la familia y así equiparar a España con la mayoría de los países de la Unión Europea.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

2. Crear un “Instituto para la Perspectiva de Familia” que dependa del Ministerio de Presidencia para garantizar que toda la legislación española incorpore la perspectiva de familia a todas las políticas públicas.

3. Elaborar una Ley de Protección a la Familia protección a la familia en toda España, disminuyendo así las desigualdades existentes en la actualidad. Además de esta normativa se debería aprobar una Ley de Perspectiva de Familia, para que todas las políticas públicas tengan en consideración a este colectivo.

4. Desarrollar una Ley de Prevención y Mediación Familiar, que ofrezca políticas para la cohesión familiar y que favorezca la prevención, la mediación y resolución de las crisis y conflictos familiares.

5. Acabar con la Ley del “divorcio exprés”, normativa que diez años después de su aprobación se ha demostrado un fracaso duplicando el número de divorcios en España.

6. Acabar con la Ley del Aborto, que permite el aborto libre hasta las 14 semanas y lo define como un derecho de la mujer. Además, se deben crear Centros de Atención a la mujer embarazada, para que ayuden a todas las mujeres a tener hijos, sea cual sea su situación.

7. Aprobar un Pacto de Estado sobre la Familia en el que deben participar los partidos, agentes sociales e instituciones familiares que vaya más allá de los vaivenes electorales y perdure en el tiempo.

8. Crear un Pacto de Estado de Educación en el que todos los partidos garanticen el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos y en el que se comprometan a no utilizar la educación como un elemento adoctrinador.

9. Aprobar un Pacto entre todas las administraciones que realice políticas sobre vivienda y permita su abaratamiento.

10. Incrementar las prestaciones familiares hasta llegar al nivel de la media europea, incrementando el porcentaje del PIB destinado a la familia. Actualmente, la media destinada a la familia en la UE de los 28 es del 2,2% y del 2,3 en la UE de los quince.

11. Aumentar la prestación de las ayudas directas por hijo a cargo hasta una cuantía que alcance la media de la Unión Europea y extensible hasta los 25 años en caso de estudios o desempleo. Así mismo, se incrementará la cuantía en un 20% para cada hijo sucesivo.

12. Incrementar y universalizar la paga de los 100 euros a todas las madres para el cuidado de hijos menores de tres años, independientemente de su situación laboral, que lleva congelada desde su creación en el año 2003. Podrá solicitarla cualquiera de los padres.

13. Reconocer legislativamente el “mobbing maternal”, es decir, la discriminación laboral de la mujer por el hecho de ser madre, -incluido su despido-, protegiendo la maternidad desde un punto de vista laboral.

14. Aumentar el permiso remunerado de maternidad hasta las 20 semanas a las madres que tengan, adopten o acojan un hijo. También hay que ampliar el permiso remunerado de paternidad hasta las seis semanas en estos casos.

15. Crear y promover los Centros de Orientación Familiar (COF) tanto públicos como privados —a través del 0,7% del IRPF—, a fin de asegurar una ayuda eficaz a los matrimonios para la superación de las crisis y conflictos.

16. Eliminar la discriminación que existe para aquellas familias con un solo perceptor o donde los cónyuges no tengan la misma renta, respecto a quien tiene ingresos similares.

17. Aplicar el modelo “Splitting”, que asegura el principio de que, a igualdad de otras circunstancias (misma renta familiar), haya igual presión fiscal. Así, se acercará el modelo fiscal español al alemán o a otras fórmulas semejantes.

Comentarios

Comentarios