Ayer muchos medios se hicieron eco de los gritos de una feminista marroquí, Nadia Otmani, contra el concejal de Vox Javier Ortega Smith en un acto oficial celebrado por el Ayuntamiento de Madrid.

En el programa de Vox, el punto 70 dice lo siguiente: «Derogación ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro. En su lugar, promulgar una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños. Supresión de organismos feministas radicales subvencionados, persecución efectiva de denuncias falsas. Protección del menor en los procesos de divorcio». 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Así pues, lo que hace Vox es defender el derecho a la igualdad ante la ley, un derecho amparado por el Artículo 14 de la Constitución Española: «Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social».

Sin embargo, el resto de los partidos y muchos medios están dando a entender que a Vox no le importan las mujeres asesinadas simplemente porque discrepa de una ley discriminatoria como es la Ley Integral de Violencia de Género (LIVG) de 2004, una ley con una fuerte carga ideológica y que fue aprobada por el PSOE. Recordemos que esa norma establece penas desiguales para el mismo delito en función del sexo del agresor.

Además, esa ley desprotege a niños, ancianos y a otros parientes que sean víctimas de la violencia intrafamiliar, pues como dice su artículo 1, su objeto se limita a la violencia contra las mujeres por aquellos hombres que «hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia». ¿Habría protegido una ley así a la señora Otmani?

La LIVG no habría amparado a Otmani: la ley que propone Vox sí

Vox contestó ayer a esa pregunta en un hilo de Twitter que aporta datos que no ha publicado la mayoría de los medios. Citando ese Artículo 1 de la LIVG, Vox señala: «Otmani fue disparada por su cuñado iraní en 1998, por lo tanto la actual Ley Integral de Violencia de Género no la hubiese protegido«, pues el agresor no era su cónyuge ni tenía una relación afectiva con ella.

El partido liberal-conservador añade: «Sin embargo, una Ley de Violencia Intrafamiliar como la que expone VOX en sus 100 medidas sí cubriría este tipo de casos. Nuestra propuesta da más garantías jurídicas a personas que hayan sufrido ataques como el de Otmani«. Y es que la norma que propone Vox cubriría todos los casos de violencia intrafamiliar y entre parejas de cualquier tipo -incluso las homosexuales-, y no sólo los cometidos por un hombre contra su pareja o expareja femenina.

Vox también aborda el caso de la mujer marroquí en lo relativo al cumplimiento de las penas: «El cuñado fue condenado a una pena de 9 años de prisión, pero a los dos de condena ya disfrutaba del segundo grado. Una circunstancia que con VOX no se habría producido, ya que somos el único partido que propone la prisión permanente para este tipo de delitos». 

De hecho, el punto 90 del programa de ese partido señala: «Restaurar todo el rigor penal para el terrorismo y los delitos más graves, incluyendo la cadena perpetua». Así mismo, el punto 89 señala: «Las víctimas serán oídas en las distintas fases del procedimiento, y también en la ejecución de la sentencia».

Otmani: «El islam respeta profundamente a la mujer»

El partido liberal-conservador también se refiere al activismo de la feminista marroquí: «Otmani no solamente es activista en materia de género. También exige que los niños marroquíes residentes en España puedan estudiar garantizando la pervivencia de su cultura, una cultura en la que la mujer vive sometida a su marido«. 

El tuiteo incluye una captura de pantalla de una publicación de la página de Facebook del PSOE de Málaga del 7 de abril, que recoge esta afirmación de Otmani: «Trabajamos para que se cumpla el acuerdo de 1983 para que los niños marroquíes residentes en España puedan estudiar con garantías su lengua materna y su cultura en nuestro país».

Aunque no lo ha mencionado en su hilo de Twitter, Vox podría haber añadido lo que declaró Nadia Otmani al diario El País en diciembre de 2004: «El islam respeta profundamente a la mujer. La mujer musulmana se siente libre en su propia casa. Tienen responsabilidades y son dueñas de sus vidas. Claro, las que dependen del marido no, pero eso como en cualquier otra cultura». 

Desconozco a qué otra cultura se refería esta señora, pero la sura 4:34 del Corán dice lo siguiente: «Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquellas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles!» ¿Esto es respetar profundamente a la mujer?

* Publicado originalmente en Contando Estrelas.

Comentarios

Comentarios

Nacido y residente en Vigo. Diseñador web y gráfico con 18 años de experiencia, aficionado a la fotografía y bloguero. Publica desde 2004 el blog "Contando Estrelas", en el que ha escrito más de 9.000 artículos sobre temas de actualidad, cultura, defensa y nuevas tecnologías. Participa desde hace muchos años en el movimiento cívico: es socio de HazteOir.org desde 2003, socio de Galicia Bilingüe desde sus inicios en 2007, miembro de la Red Liberal desde 2008 y colaborador de CitizenGO desde 2013. Admirador de J.R.R. Tolkien, su pseudónimo es una palabra en idioma quenya (la lengua élfica creada por el escritor británico) que significa "observador de estrellas”.