Daniel y Amy McArthur, propietarios de la pastelería Asher en Belfast. (Fotografía: Caholic Herald)
Daniel y Amy McArthur, propietarios de la pastelería Asher en Belfast. (Fotografía: Caholic Herald)

Cinco jueces de la Corte Suprema de Londres han fallado a favor de la familia de pasteleros que se negó a hacer una tarta con motivos lgtbi. Su fallo sigue la última ronda de una una acción legal iniciada contra la panadería Ashers (de gestión familiar) en Belfast.

La acción legal fue iniciada originalmente por el activista de los derechos de los homosexuales Gareth Lee, quien afirmó que había sido discriminado cuando la empresa se negó a hacerle un pastel helado con el lema “Apoyo al matrimonio homosexual”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

 “mucha gente estará encantada de escuchar esta decisión, porque esta decisión protege la libertad de expresión y la libertad de conciencia para todos”

El Sr. Lee ganó inicialmente su caso en la corte del condado y luego en la Corte de Apelaciones de Irlanda del Norte, pero los McArthurs luego impugnaron esas sentencias en una audiencia de la Corte Suprema en Belfast en mayo.

A la salida del juicio la familia Ashers ha asegurado que siempre han sabido que no habían hecho nada malo en rechazar ese pedido. “Estamos particularmente complacidos con el hecho de que la Corte Suprema haya aceptado enfáticamente lo que hemos dicho todo el tiempo: no rechazamos este pedido por la persona que lo creó, sino por el mensaje en sí”, han asegurado. E insisten: “Sabemos que mucha gente estará encantada de escuchar esta decisión, porque esta decisión protege la libertad de expresión y la libertad de conciencia para todos”, según informa Belfast Telegraph.

Aumentó de beneficios en 200.000 euros

Daniel y Amy McArthur, el matrimonio cristiano dueño del establecimiento, incrementó sus beneficios de manera exponencial. Si en 2015 obtuvieron 1,5 millones de beneficios, en 2016 ganaron 200.00 euros más, hasta 1,7 millones euros.

Los pasteleros recurrieron el pago de la multa ante la Corte de Apelaciones. Pero perdieron el caso ante el tribunal después del fallo de la Comisión de Igualdad que encontró que había discriminado al cliente que pidió la singular tarta. El matrimonio alegó que no tenían nada contra esa persona, pero que el mensaje les parecía incompatible con sus valores

De poco le sirvió al matrimonio alegar que no tenían nada contra esa persona en concreto, sino que el mensaje les parecía incompatible con sus valores. Nada más. Esta decisión, lejos de perjudicar el negocio, ha beneficiado a la empresa, ya que la respuesta de los ciudadanos de Belfast ha sido la de apoyar al matrimonio McArthur.

La cadena de pastelería de Irlanda del Norte, que ahora cuenta con siete puntos de venta en todo el país, fue fundada por Daniel y Amy, el joven matrimonio. La firma, que emplea a casi 80 personas y hace entregas en todo el Reino Unido e Irlanda ha pasado del 1,5 millones de ganancias a los 1,7 millones de euros. Ahora, además tienen la victoria legal.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacida en Valencia, licenciada en Comunicación y Humanidades, he trabajado como colaboradora en radio y prensa. Mi segunda pasión es la moda. La primera contar historias de verdad (a través del periodismo) y de ficción (a través del teatro). Hice mis pinitos de actriz.