Desfile homosexualista en Washington DC (EE UU) en 2015/ Youtube
Desfile homosexualista en Washington DC (EE UU) en 2015/ Youtube

El pequeño país de Malta se ha convertido en el primero en todo el mundo en castigar con penas de cárcel cualquier tratamiento de conversión de homosexuales.

Así lo reoge la Ley de Afirmación de la Orientación sexual de la Orientación de Género y de la Expresión de Género, que específica que ninguna orientación o identidad representa un desorden de la conducta que precise de tratamiento.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esto significa que aquellas personas homosexuales que quieran cambiar su orientación sexual y acudan a una de estas terapias se enfrentarán a multas que oscilarán entre los mil y cinco mil euros o a una pena de cárcel de cinco meses.

La ley se completa rebajando a 16 años la edad mínima en la que una persona puede solicitar un cambio de sexo sin autorización judicial o parental

Las sanciones son más duras en el caso de los pisquiatras, que podrán llegar hasta los diez mil euros y un año de prisión. 

 

Además, la ley se completa rebajando a 16 años la edad mínima en la que una persona puede solicitar un cambio de sexo sin autorización judicial o parental, al tiempo que amplía los derechos de las personas detenidas en materia de identidad de género, informa Chueca.com.

Unas leyes muy parecidas a la Ley Cifuentes de la Comunidad de Madrid y que otras comunidades autónomas en España también han aprobado.

También te puede interesar:

El lobby LGTBI repesca la censura después de cuarenta años amparándose en la ley Cifuentes

Comentarios

Comentarios