Rocío Monasterio, presidenta de Vox en Madrid / Actuall
Rocío Monasterio, presidenta de Vox en Madrid / Actuall

La responsable de Asuntos Sociales de VOX, Rocío Monasterio, muestra de manera contundente su disconformidad con la ley LGTBI aprobada el jueves pasado por unanimidad de las formaciones políticas que forman la Asamblea de la Comunidad de Madrid.

Monasterio asegura que «la ley es contraria a la igualdad por ser específica para un colectivo». A la par que señala que «parece que no existe la Constitución que garantiza la defensa de los derechos de todos los españoles, sin distinción de raza, sexo o religión».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En este sentido, critica que el PP se haya sumado a la línea de hacer distinciones. «La ley promueve instaurar en las instituciones, la educación y el deporte la ideología de género, adoctrinar a nuestros ninos en contra de la libertad de los padres para educarles según los valores que crean oportunos, atacar la libertad de expresión y sancionar a los que no coincidan en el modo de defender la igualdad», afirma en declaraciones a Gaceta.

Además, hace público su descontento con aspectos concretos de la ley como que «el lobby gay pueda intervenir ahora en los programas de los colegios, las federaciones deportivas y las empresas, y obliguen, por ejemplo, a tener los libros que defiendan todos estos postulados, etc».

Monasterio: «Lo más grave es que cada uno según su voluntad pueda decidir su sexo y puede cambiarlo a lo largo del tiempo, sin certificar ni justificar nada»

También asevera que «lo más grave» es que cada uno según su voluntad pueda decidir su sexo y puede cambiarlo a lo largo del tiempo, sin certificar ni justificar nada.

«En base a esta concepción de la sexualidad pretenden enseñar una visión distorsionada de la persona, de la dignidad humana y de la familia», constata. Para añadir a reglón seguido que «se está atacando a uno de los pilares fundamentales de la sociedad».

La dirigente del partido liderado por Santiago Abascal afirma que la ley LGTBI al establecer la inversión de la carga de la prueba, «no respeta la presunción de inocencia, la base de nuestro sistema jurídico» por lo que «cualquiera que sea acusado tiene que demostrar que no ha discriminado».

Sobre la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, subraya que «no entiende muy bien lo que está defendiendo, pues una mayoría de sus votantes no están de acuerdo» y asegura que una vez más se ratifica «el entreguismo del PP al lobby de la ideología de género».

Comentarios

Comentarios