Monseñor Aupetit, arzobispo de París / Diócesis de París.

Monseñor Aupetit cuenta que antes de entrar en el seminario a los 39 años de edad, ejerció la medicina, profesión que, “me enseñó a amar a la gente independientemente de lo que son” y a “dar la bienvenida incondicionalmente a todo el que llama a tu puerta”.

Preguntado sobre la cuestión de la difícil aceptación de inmigrantes y refugiados por parte de no pocos católicos, el arzobispo de París reconoce que “quizás hay una diferencia a la hora de aceptar a quienes vienen huyendo del peligro absoluto y los que vienen por razones económicas”. En el segundo caso son menos acogidos “a nivel de los fieles”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Aún así destaca la buena labor de acogida a los inmigrantes en las parroquias de la diócesis de Nanterre, de la que ha sido obispo hasta llegar a París, según ha informado InfoCatólica.

Sobre la situación del catolicismo en Francia, el arzobispo de París reconoce que “si hablamos solamente de aquellos que son practicantes los católicos somos definitivamente una minoría”.

“Los discapacitados son los que más me han enseñado”

Como médico, ha sido muy activo en la defensa de los principios católicos y de ley natural sobre cuestiones de bioética. Cree que la misión de la Iglesia en ese área es “tocar las inteligencias y los corazones”.

Preguntado por la encuesta el pasado 3 de enero en La Croix que refleja que una mayoría de los franceses están a favor de la concepción artificial para parejas de lesbiana, los vientres de alquiler, y de la eutanasia, cree que demuestra el tipo de sociedad que hay en Francia. 

“Los que nos estorban, los tiramos, eliminamos a personas con discapacidades antes de que nazcan. ¿Qué significa eso?”

Los que nos estorban, los tiramos”, asegura. “Eliminamos a personas con discapacidades antes de que nazcan. ¿Qué significa eso?”, señala.

Y advierte que ha tratado “.durante once años con personas con discapacidad y son las que más me han enseñado”.

Educación religiosa en la escuela

Sobre el tema de la educación religiosa en la escuela, que el gobierno quiere desarrollar, el arzobispo Aupetit llama a ir más allá de la enseñanza puramente cultural e histórica, atreviéndose también a abordar cuestiones de fe y teología.

“Debemos ir más allá del hecho histórico. ¿Qué es la trascendencia? ¿Por qué el hombre ora? ¿No podemos hablar de Dios? ¡Este es el tabú hoy, Dios,! Ya no es el sexo, es Dios. Es como si no tuviéramos derecho a hablar sobre Dios, al contrario, estamos avergonzados “, concluye.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.