Nicolás Márquez (Ramos Mejía, Argentina, 1975) es un politólogo argentino, fundador de Prensa Republicana, que sufrió un episodio de falsas acusaciones de abuso sexual y maltrato contra su hija y su exmujer. El calvario, que duró 10 años, bien pudo ser el origen -o la confirmación- de sus discurso contrario a la ideología de genero, el feminismo radical, los postulados de los grupos LGTBI y las campañas contraria a la vida humana.

Pese a se autor de numerosos ensayos, Márquez ha alcanzado notoriedad en España con la publicación de ‘El libro negro de la nueva izquierda‘, escrito a cuatro manos con su colega Agustín Laje.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

De la mano de HazteOir.org, pudieron comprobar en primera persona la agresividad de los grupos inspirados en la ideología neomarxista de género durante su gira de conferencias ‘Marxismo, feminismo y LGTBI’ con la que recorrieron diversos puntos de nuestra geografía.

Márquez recibe el Premio HazteOir.org 2019 a la ‘Batalla cultural’ por difundir con valentía datos que dejan en evidencia las mentiras de la ideología de género, ex aequo con su colega Laje. El próximo 19 de octubre recogerá el galardón en Madrid.

¿Qué significa para usted recibir el premio HazteOir.org?

Un inmenso orgullo personal. HazteOir.org tiene un enorme prestigio internacional y yo mismo tomé fuentes de sus papers para escribir ‘El Libro Negro de la Nueva Izquierda’ y por entonces no tenía vínculo alguno con HO. De modo que con este premio siento una mezcla de alegría y gratitud, al recibir una distinción de una organización que admiro tanto y de la cual me he nutrido y aprendido muchísimo en los últimos años a través de sus diversas plataformas.

¿Qué es la ideología de género? ¿Se ata a algún patrón moral o ideológico?

La ideología de género engloba muchas aristas. Por un lado es un conjunto de ideas contrarias a la razón, que pretenden explicar la sexualidad humana desprovista de todo contenido biológico o natural, y de este modo se busca promover una suerte de homosexualización cultural con sus muchos derivados, cuyo sector más vulnerable para infundir confusión son los niños desde su más tierna infancia, al distorsionar los programas educativos oficiales con estas charlatanerías.

Es además un recurso de la izquierda para promover el feminismo radical en contraposición con el hombre, el cual es visto no como un complemento sino como un enemigo. Finalmente, también es parte de la agenda de género el homicidio del aborto (presentado como “un derecho de la mujer”) y acá ya estamos hablando no de alterar el alma de los niños sino directamente de masacrarlos.

¿Por qué la sociedad debe temer a la ideología de género? 

Porque la ideología de género quita libertades fundamentales, atenta contra la vida de familia y además ataca los principios fundantes de la civilización cristiana. Pero en rigor a la ideología de género no hay que temerla sino enfrentarla reaccionando en defensa propia.

Pederastia/ «Al explicar la sexualidad de manera fraudulenta, al enfocarla como una suerte de construcción cultural, entonces no hay ningún freno biológico ni moral ante ninguna aberración»

¿Cómo se puede combatir la ideología de género?

Informando, formando y actuando. Los sectores Provida y Profamilia somos mucho más numerosos que los activistas del género. Pero ellos cuentan con ingentes recursos y un poderoso aparato de propaganda multimediático. Sin embargo, nosotros contamos con un número mucho mayor en cuanto a la adhesión de la opinión pública. Lo que hay que hacer es alertar a esa gran masa poblacional para concienciarla y movilizarla políticamente y de ese modo brindar el buen combate contra esta deletérea amenaza.

¿Por qué la ideología de género está llegando a querer legitimar algo tan extremo como la pedofilia?

Porque al explicar la sexualidad de manera fraudulenta al enfocarla como una suerte de construcción cultural, entonces no hay ningún freno biológico ni moral ante ninguna aberración: ¿por qué una persona de 50 años no podría tener sexo con un menor de 5 años si este presta consentimiento? Ese tipo de razonamientos o preguntas de corte inaceptable son propios de la ideología de género, la cual busca “deconstruir” (palabra hoy de moda en la jerga de estos perversos) para luego “construir” una sexualidad alternativa, no atada a ningún freno biológico ni de ninguna otra índole.

¿Por qué se decidieron usted y Agustín Laje a escribir ‘El Libro Negro de la nueva izquierda’?

Porque advertíamos que la izquierda clásica estaba desapareciendo, pero a su vez mutando a estas nuevas formas de generar conflicto no ya en la “lucha de clases”, sino confrontando a diversos sectores de la sociedad desde una perspectiva cultural y social. 

La izquierda siempre se valió de la explotación del resentimiento de sus feligreses y ahora hace lo mismo: antes la siniestra atacaba la libertad y los valores de la Cristiandad con bombas, terrorismo y guerrilla. Ahora estos mismos sectores intentan hacer lo propio pero desde una perspectiva de apariencia simpática: “inclusión”, “empatía”, “nuevos derechos” y todo un léxico engañoso y demagógico que esconde sus pretensiones colectivistas y autoritarias de siempre.

¿Qué es lo peor que le ha pasado tras difundir los engaños de la ideología de género?

Nosotros siempre hemos recibido amenazas e intentos de censura en todas nuestras conferencias, incluso hemos transitado momentos incómodos en las mismísimas conferencias, en las cuales no pocas veces se han infiltrado agitadores y subversivos, empero las charlas siempre las hemos podido dar a pesar de las presiones. 

«Hemos sido testigos del enorme crecimiento de una juventud conservadora y reactiva, ávida de rescatar valores y nobles ideales»

Sin embargo, el año pasado (2018) en Barcelona las hordas violentas de elementos LGBT, trotzquistas y feministas lograron clausurarnos un evento y nos vimos impedidos de dar la conferencia. 

Ello fue para mí un día triste puesto que sentí la derrota puesto que los censuradores lograron salirse con la suya.

¿Y qué es lo mejor, lo más gratificante con lo que se ha encontrado tras escribir y dar conferencias sobre su libro?

Hemos recorrido el continente americano de punta a punta (incluido España, claro está) y hemos disertado en auditorios colmados de jóvenes. Hay un gran recambio generacional y hemos sido testigos del enorme crecimiento de una juventud conservadora y reactiva, ávida de rescatar valores y nobles ideales. A mí me conmueve advertir que no hemos predicado en el desierto y que no hemos trabajado en vano. 

El derecho a la vida desde la concepción, la adhesión al orden natural, el rescate de la familia, el valor de la propiedad y de la libertad son apenas algunas de las consignas que esta renovada juventud viene abrazando con fervor, y me enorgullece haber podido representar a tantos jóvenes con mi modesto aporte.

¿Los provida y los profamilia tienen la esperanza puesta en algún partido político que les pueda representar mejor en las próximas elecciones en Argentina?

La Argentina padece una tremenda crisis moral, política, económica e institucional. El único partido abiertamente Provida y Profamilia es NOS, es un espacio sumamente nuevo y lo encabeza una persona honorable como Juan José Gómez Centurión, quien acaba de armar este frente político todavía muy pequeño, pero representativo de estos grandes principios. En la Argentina desde el punto de vista político está todo por hacerse.

Comentarios

Comentarios