El lobby gay está de enhorabuena en Nueva York después de que la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad haya revisado las ordenanzas municipales introduciendo un código completamente restrictivo «contra la discriminación» pero que sólo favorece a este colectivo.

El resultado del consistorio gobernado por el demócrata Bill de Blasio es una serie de medidas que afecta a todos los ámbitos de la vida y que incluye multas de hasta 250.000 dólares. Por ejemplo, si el dependiente de una tienda o un restaurante se equivoca al dirigirse a un cliente que hace valer su derecho a definir su «propio género» y exige ser tratado como “señora”, cuando es biológicamente hombre, el incidente será causa de sanción contra el establecimiento.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El documento se centra básicamente en dar todo tipo de derechos, más que al resto, a los transexuales. Además, el lobby LGTB ha aprovechado esta serie de normas “contra la discriminación” para adoctrinar de manera general a los ninos en las escuelas, tal y como recoge Life Site News.

Barack Obama, junto al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio / Reuters
Barack Obama, junto al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio / Reuters.

Estas son algunas de las medidas que aparecen en el manual lanzado por la ciudad de Nueva York:

-Suprimir los baños y vestuarios diferenciados. Una de las principales medidas consiste en la eliminación de espacios que sólo puedan ser utilizadas por un sexo puesto que sería discriminatorio. Esto afecta a baños, duchas y vestuarios.

– Acabar con los códigos de vestimenta por sexos. La comisión que ha redactado el texto se ha puesto como objetivo poner fin a la “cultura de estereotipos sexuales y normas culturales” existentes. Por ejemplo, si un restaurante marca que las camareras utilicen falda, a partir de ahora también tendrá que exigírselo a los camareros. Igualmente, tampoco podrán requerir únicamente a los clientes masculinos que utilicen corbata en el establecimiento.

Todos los empresarios deberán cubrir los procesos médicos de transexualización

Algo similar ocurrirá en el resto de empresas. Si una empresa permite a las mujeres que utilicen maquillaje, joyas, tacones o falda también deberá ser incluido para los hombres. Incluso estará prohibido simplemente cuestionar o mantener una conversación contraría a las normas de género impuestas.

Habrá que llamarla mujer aunque sea hombre. Nueva York eleva a derecho el hecho de que la persona defina su propio “género”. Por tanto, si ella exige ser tratada como señora aunque sea hombre, por ley deberá ser así. Y estará prohibido no hacer el tratamiento que esa persona exija. Y esto puede afectar a los negocios pues si un dependiente se ‘equivoca’ el establecimiento podría ser sancionado. Por tanto, también ya no se podrá definir a las personas para los trámites administrativos como “macho” y “hembra”.

– Un todo incluido para los transexuales en el seguro de salud. Con esta nueva normativa municipal, todos los empresarios deberán cubrir los procesos médicos de transexualización así como otra serie de medidas médicas destinadas a ellos como el tratamiento hormonal, de entrenamiento de voz o la cirugía.

Comentarios

Comentarios

Nacido en Madrid pero natural de Ocaña se licenció en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Sus primeras incursiones periodísticas las hizo en la prensa local y regional, hasta que llegó a la Agencia EFE. Poco después inició una nueva aventura en Libertad Digital, diario en el que aterrizó en 2008 y del que fue redactor jefe y responsable de la información religiosa. Es articulista habitual de Religión en Libertad y ha colaborado en otros medios escritos como Revista Misión o El Medio y audiovisuales como esRadio e IntereconomíaTV.