Nigel y Sally Rowe han saltado a los medios de comunicación al decidir sacar del colegio a sus hijos
Nigel y Sally Rowe han saltado a los medios de comunicación al decidir sacar del colegio a sus hijos

Nigel y Sally Rowe son dos padres católicos de Reino Unido que han decidido que sus dos hijos estudien en casa después de que su colegio, perteneciente a la iglesia anglicana, permitiese que un niño transexual de seis años acudiera en vestido a clase.

“Es un error alentar a los niños muy pequeños a aceptar la transexualidad. Los niños son niños y las niñas son niñas”, ha asegurado la pareja, insistiendo en que “causan confusión” entre los menores, según informa The Independent.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

De hecho, este matrimonio británico ha relatado cómo uno de sus hijos habría regresado a casa algo confuso. “Un día el niño volvió y me dijo: ‘Papá, estoy confundido porque un chico de clase a veces se viste como un niño ya veces como una niña’“.

Demasiado pequeños para conocer qué es la transexualidad

Por otra parte, Nigel y Sally creen que hay una diferencia clara entre el hombre y la mujer. “No sólo en lo que llevas, sino también dentro de nuestro ADN, la forma en que somos como niños y la forma en que somos como niñas“, han señalado.

Y han denunciado: “Recuerden que estamos hablando de niños que tienen seis años de edad. Un niño de seis años de edad no tiene la capacidad mental para resolver ese tipo de cosas. Es una edad tan joven y estamos preocupados por eso”.

La decisión de escolarizar a sus hijos en su casa ha causado numerosas criticas. Así el director de educación de la Diócesis de Portsmouth, Jeff Williams, ha detallado que “las escuelas de la Iglesia de Inglaterra son ambientes inclusivos donde los alumnos aprenden a respetar la diversidad de todo tipo. Como cualquier otra escuela estatal, nuestras escuelas cumplen con los requisitos legales de la Ley de Igualdades de 2010”.

Incluso la diputada conservadora Anna Soubry y la diputada laboralista Stella Creasy también se han sumado a las críticas, acusándoles de enseñar a sus hijos a “odiar”.

Asimismo, el matrimonio está preparándose para denunciar al colegio ante la anglicana Iglesia de Inglaterra y tienen la posibilidad de llegar hasta el Tribunal Supremo, que podría revisar judicialmente la aplicación en menores de la Ley de Reconocimiento de Género de 2004.

También te puede interesar:

La Iglesia Anglicana ‘sale del armario’ y camina hacia la extinción

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.