Alicia Rubio
Alicia Rubio durante la presentación de su libro "Cuando nos prohibieron ser mujeres y os persiguieron por ser hombres"

Alicia Rubio presentará este jueves a las 7 de la tarde en la localidad madrileña de Brunete su libro “Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres”. ¿Permitirán en esta ocasión los grupos LGTBI, las feministas o Podemos que pueda hablar o volverán a vulnerar el derecho a la libertad de expresión, como han hecho en Badajoz y Sevilla?

En Badajoz medio centenar de feministas sólo encontraron la violencia como argumento frente al libro de Rubio. Los boicoteadores se repartieron entre el interior del Colegio de Farmaceúticos de la ciudad y el exterior del edificio.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Los primeros, para impedir la libertad de expresión y los segundos para impedir el paso y aporrear constantemente las puertas del local, mientras gritaban consignas como “vosotros machistas, sois los terroristas”.

Tras permitir una versión muy reducida de la presentación (apenas 15 minutos), la policía se vio obligada a sacar custodiada a la autora, a los organizadores del acto y a los asistentes por la puerta de atrás.

Y el jueves de la semana pasada fueron las juventudes podemitas quienes boicotearon un debate en la Facultad de Derecho de Sevilla.

Tal y como mostró en exclusiva Actuall, grupos feministas y del entorno de Podemos reventaron el acto al grito de «hay que quemar la Conferencia Episcopal», “fuera machistas de la universidad“ o “Vox, fascistas, estáis en nuestra lista”, por lo que tuvo que ser cancelada la mesa redonda titulada “Género: ¿Liberación o imposición?”.

Algo similar ocurrió también

Censura LGTBI

Parece ser ya una práctica habitual la de reventar actos a todos aquellos que se oponen a las imposiciones del lobby gay en nuestro país. En febrero, un grupo de activistas homosexuales interrumpieron al grito de “homófobo” la charla que el católico homosexual francés Philippe Ariño dio en Barcelona ante 200 jovenes católicos.

Otro ataque contra la libertad de expresión se produjo también el pasado mes en la Universidad de Cádiz, donde estaba prevista una conferencia del doctor Jokin de Irala para padres de un colegio.

El catedrático, doctor por las Universidades de Navarra y Massachussetts, había sido invitado por el colegio a impartir una charla de su especialidad (educación sexual y afectiva de los jovenes y orientación familiar), titulada “Otros hablan con tus hijos, ¿hablas tú también con ellos?”.

El colectivo LGTBIQ+ a través de una petición ciudadana en la plataforma Change.org consiguió que la Universidad cancelase el evento. Los argumentos que el lobby gay expuso en su escrito decían lo siguiente: “Es intolerable que una institución pública permita eventos como este, en contra de las libertades del colectivo LGBTIQ+». A lo que añadían: “¡Fuera conferencias LGBTIQ+FÓBICAS de la Universidad!”.

Lo sorprendente es que ante esa orden imperativa (“queremos que no se imparta…”), las autoridades académicas cedieron, acatando nuevamente los deseos del lobby.

También te puede interesar:

Alicia Rubio: «Los cursillos de educación sexual en las aulas bordean la corrupción de menores»

Comentarios

Comentarios