Decenas de personas ataviadas con camisas amarillas se distribuyeron por los espacios en ñlos que tuvoireon lugar los actos del Orgullo LGTBI en la ciudad holandesa de Ámsterdam para detectar la presencia de pedófilos.

Alertados por una campaña impulsada por la fundación CitizenGO, apoyada por más de 90.000 perosnas, la presencia oficiosa de grupos declaradamente pedófilos en estos eventos, que tuvieron lugar a principios de agosto en la capital holandesa, fue neutralizada.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El presidente de la GitixzenGO, Ignacio Arsuaga, ha explicado en un correo electrónico enviado a los firmantes de la campaña que «el día del orgullo salieron a la calle unas decenas de personas bien identificadas con camisas amarillas para localizar a los pedófilos y avisar a la Policía. Nuestra campaña lanzada en varios países puso en alerta a muchos ciudadanos que se movilizaron voluntariamente».

Pese al resultado positivo de la acción, Arsuaga alerta de que los grupos pedófilos, que durante años formaron parte de agrupaciones internacionales LGTBI como la ILGA, están siguiendo los mismos pasos de los grupos de presión LGTBI al reclamar mayor «inclusión» para llevar a término sus deseos sexuales con menores.

Además, denuncia, uno de los líderes de los grupos pedófilos ha dejado constancia de su presencia en las actividades para menores programadas durante la semana del Orgullo LGTBI en Ámsterdam, por lo que llama a «estar vigilantes ya que es evidente que están apostando por hacer de la perversión y abuso de menores, algo normal».

Comentarios

Comentarios