Elisa y Marcela fueron dos mujeres que simularon una boda religiosa haciéndose pasar una de ellas por hombre a principios del siglo XX.
Elisa y Marcela fueron dos mujeres que simularon una boda religiosa haciéndose pasar una de ellas por hombre a principios del siglo XX.

La Coruña incorporará a su belén municipal las figuras de las dos mujeres que protagonizaron el primer ‘matrimonio gay’ en España, Marcela y Elisa, según ha confirmado el regidor, Xulio Ferreiro, de la filial atlántica de Podemos, al explicar cómo será el inicio del alumbrado de Navidad.

Sobre el belén municipal que cada año acoge el Palacio Municipal de María Pita y que se inaugurará el día 15, ha precisado que la principal novedad es la incorporación de las dos mujeres coruñesas que, a principios del siglo pasado, contrajeron de forma ilícita boda religiosa haciéndose pasar una de ellas por hombre.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El alcalde ha vinculado esta novedad con la representación de la obra teatral ‘Elisa y Marcela’, una comedia musical dedicada a la historia de estas dos coruñesas que tendrá un pase especial gratuito este sábado, a las 20,30 horas, en el Teatro Colón a iniciativa del Ayuntamiento, informa EuropaPress.

Por otra parte, los tradicionales placeros de la ciudad encenderán el 5 de diciembre el alumbrado de Navidad en un acto que tendrá lugar en la Marina. Con ello, según el alcalde, se continúa la tradición de los últimos años de “implicar a colectivos representativos de la ciudad”.

Elisa se fue a La Coruña para completar el trasvestismo necesario para pasar por Mario

Fugadas tras el ‘casamiento’

Marcela y Elisa representan algo así como el ‘protoevangelio’ del movimioento lésbico en España, al haber protagonizado una estrambótica boda en 1901. Antes de eso, se fueron a vivir al pueblo de Dumbría, donde Marcela fue destinada como maestra.

Como parte de la estratagema para casarse, fingieron que se pelearon y elisa se fue del pueblo. El motivo oficial, que Marcela se iba a casar con Mario, supuesto primo de su amiga.

Elisa se fue a La Coruña para completar el trasvestismo necesario para pasar por Mario. Vestido de hombre, logró que un sacerdote le bautizara, requisito imprescindible entonces para poder casarse por el rito católico.

El 8 de junio, a las siete y media de la mañana (en aquél tiempo se guardaba ayuno desde las medianoche del día anterior antes de comulgar) se casaron en la iglesia coruñesa de San Jorge, se hicieron una fotos y al día siguiente se volvieron a Dumbría.

La trampa duró poco tiempo. Huídas de la justicia, recalaron en Oporto, donde fueron detenidas. Se les reconoció por médicos que certificaron su sexo: femenino. Después de trece días en prisión, fueron liberadas y siguieron viviendo en Oporto.

La historia, a la que no faltaba detalle para hacer las delicias de la prensa dela época, dió un giro el día de Reyes Magos de 1902: Marcela dio a luz a un hijo.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.