Ignacio Arsuaga durante una conferencia en plena calle en Palma / NC-Actuall
Ignacio Arsuaga durante una conferencia en plena calle en Palma / NC-Actuall

El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, visitará Palma el próximo 12 de noviembre y registrará una proposición no de ley (PNL) en el Parlament para pedir que la Cámara «actúe contra la ideología de género», según ha explicado el presidente de ‘Valores en Baleares’, Juan José Tenorio.

Después de registrar la PNL en el Parlament, Arsuaga -acompañado de Tenorio- acudirá al Consell de Mallorca y al Ayuntamiento de Palma para registrar sendas iniciativas pidiendo que estas instituciones se adhieran a la propuesta parlamentaria.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Arsuaga se desplazará a Palma para asistir a la conferencia que impartirán los escritores argentinos Agustín Laje y Nicolás Márquez. Al igual que el año pasado, no se prevé traer a Baleares el autobús de HazteOir.org y el lugar de la conferencia no será comunicado públicamente hasta el mismo día.

Las razones de estas precauciones en la organización del evento se basan en las presiones que varios locales sufireron en el pasado, cuando Arsuaga trató de dar una conferencia en la capital balear.

Finalmente, Arsuaga tuvo que dirigirse a los presentes en la calle, mientras un grupo de exaltados de izquierdas trataron de impedir la libertad de expresión. El gobierno balear presentó entonces una denuncia por delitos contra la diversidad sexual y de odio.

La Fiscalía archivó la denuncia subrayando que “no puede apreciarse, ni tan siquiera indirectamente incitación al odio, ni discriminación, ni violencia alguna contra este colectivo”.

Queda pendiente de resolución el recurso contra una sanción administrativa de 736 euros que, esta vez sí, depende de la administración regional insular. Pese a imponerla, en el expediente se reconoce que “los perjuicios morales a las personas no se han acreditado efectivamente”, aunque se entiende que se creó «una situación de riesgo potencial contra las personas LGTBI al afectar a su dignidad”.

Asimismo, tampoco se aprecia “reiteración en la conducta, ni discriminación múltiple, ni victimización secundaria”. Además, el Gobierno balear reconoce que la persona sancionada no pertenece “a un grupo organizado de ideología expresamente LGTBI-fóbica”.

También te puede interesar:

HOBus frente a la dictadura de género / Y Mallorca se convirtió en Sicilia

Comentarios

Comentarios