Un total 25 asociaciones de marco civil, entre las que se encontraba HazteOir.org, coordinadas por Profesionales por la Ética, han entregado al Comité Europeo de Derechos Sociales del Consejo de Europa (ECSR) un informe en el que denuncian la imposición de la ideología de género y la discriminación que sufren los ninos en su etapa escolar, las familias con situaciones difíciles y las mujeres en el ámbito laboral sobre la maternidad, por lo que han planteado recomendaciones para mejorar las condiciones de todos ellos.

La presidenta de Profesionales por la Ética, Leonor Tamayo afirma que con esta iniciativa quieren introducir el debate en las instituciones internacionales ya que las recomendaciones que ofrecen son basadas en las demandas de buena parte de la sociedad española. «de otra manera no tendrían eco alguno dando lugar al desamparo de muchos ciudadanos”.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

En el informe se denuncia la existencia de asignaturas escolares obligatorias como son Educación para la ciudadanía y la asignatura de Educación Sexual. Las asociaciones alegan que estas asignaturas vulneran los pactos Internacionales de Derechos Económicos Sociales y Culturales y la Convención Internacional sobre los Derechos del Niños.

En cuanto a la asignatura de Salud Sexual, el texto afirma que en la mayoría de los casos imponen una educación sexual al margen del derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones. Lo único que esta materia incita es a que los menores mantengan relaciones prematuras y aumentan la transmisión de enfermedades sexuales en las menores así como el número de embarazos no deseados.

Discriminación hacía la figura del Padre

La legislación española a través de la ‘Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género’ da la razón a la madre en la mayoría de los casos, por lo que se discrimina al padre en el proceso de divorcio. El informe de las asociaciones afirma que quien sufre más es el menor puesto que se le está privando de la figura de uno de sus progenitores.

Para ello, proponen que para que el menor no sufra daños afectivos o psicológicos, se haga efectiva siempre una custodia compartida, salvo en caso de maltratos demostrados ante juez. Tamayo afirma que «esta discriminación del padre es uno de los efectos más perversos del totalitarismo de género”.

La mujer en la maternidad

Las asociaciones también declaran que las mujeres trabajadoras no cuentan con la protección a la maternidad necesaria y supone un obstáculo para la madre al tener que abandonar temporalmente el mercado laboral. A las mujeres solo les dan dos opciones, renunciar al trabajo o renunciar a ser madre.

Las mujeres en el ámbito laboral sufren ‘mobbing’ que se basa en acoso, discriminación o violencia por decidir ser madre. También hay casos donde la mujer es degradada de sus funciones, se produce una disminución de su salario, presión para renunciar voluntariamente, no se le renueva el contrato, despidos improcedentes, etc…

Estas asociaciones recomiendan que haya medidas reales que incluyan flexibilidad del horario de trabajo, facilidades como el trabajo en casa y ayudas económicas para la crianza de los hijos.

La eliminación del «derecho» del aborto

La Organización Mundial de la Salud ha implementado políticas y medidas para reducir el número de abortos, sin embargo ha aumentado. Se han detectado además numerosos casos de mujeres que no desean abortar pero se ven abocadas a ello por la presión social y laboral o imposición de su pareja contra la propia voluntad de la gestante, lo que supone una nueva y terrible vulneración de los derechos de las mujeres.

El Informe recomienda eliminar el rango de “derecho” para el aborto y promover la intervención institucional de apoyo a las mujeres embarazadas desde la Atención Primaria del Sistema de Salud de forma que vean amparadas sus necesidades básicas y las de su hijo. Además, se incide especialmente en el caso de las menores embarazadas, para las que se recomienda, entre otras medidas, programas específicos de ayuda, siempre con el conocimiento y apoyo de sus padres.

Comentarios

Comentarios