El Partido Popular continúa subvencionando la ley de violencia de género.
El Partido Popular continúa subvencionando la ley de violencia de género.

Mariano Rajoy ha confirmado en el Congreso que firmará a lo largo de diciembre el Pacto contra la Violencia de Género; y que los presupuestos del año que viene, aún por negociar, contarán con una partida segura de 200 millones para activar este acuerdo fuertemente criticado por víctimas y expertos en la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género.

Es decir que la Violencia de Género -una contradicción in terminis puesto que la violencia no tiene género- no puede esperar. Los presupuestos están por cerrar, pero hay que reservar ya 200 millones para esa partida -que se suman a otros 1.000 millones comprometidos por el Pacto que firmaron todos los partidos-. Es lo más urgente, lo más prioritario.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Es fácil adivinar a qué responde tan rara unanimidad de todas las fuerzas políticas. Los 1.200 millones de euros.

Porque basta repasar las medidas acordadas por lo partidos en el Pacto para comprobar que tan contradictoria receta no va a paliar la execrable lacra de los asesinatos y malos tratos a mujeres…

La mayor parte de las 212 medidas contempladas ahondan en la asimetría penal de la ineficaz Ley de Violencia de Género de Zapatero (2004) y proporcionan, por tanto, gasolina judicial para el Estado, convertido en bombero pirómano.

Según los expertos consultados por Actuall, este pacto que ahonda en las consecuencias de la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género, “usa el maltrato como pantalla para imponer la ideología de Estado“, “fomenta las redes clientelares” y “convierte la familia en un terreno de combate donde no es posible la paz”.

Pero en respuesta a una pregunta de la portavoz socialista Margarita Robles, el presidente del Gobierno defiende que dicho pacto “es bueno” y que por eso el Ejecutivo se ha puesto como meta ponerlo en marcha en el plazo de un año.

El pacto cercena la presunción de inocencia al penalizar de forma automática el varón con la mera presentación de la denuncia o un informe a cargo de organizaciones interesadas

Sin embargo, como se desprende de las informaciones publicadas por Actuall en los últimos meses, estos 200 millones, adicionales a los 1.000 millones comprometidos para el pacto, sólo servirán para alimentar una suerte de “industria” alrededor de los caos de ruptura familiar y denuncias instrumentales de malos tratos de la que se benefician determinadas organizaciones feministas y los partidos políticos, singularmente el PSOE.

Un pacto que empeora la injusta ley de Violencia de Género

El pacto que ha defendido Rajoy esta mañana, y al que no se sumó Podemos porque le parecía “poco feminista”, contiene 200 medidas que aumentarán las situaciones de injusticia que ya se producen con la Ley Integral de Medidas Contra la Violencia de Género. Entre otras:

  1. Incrementa la discriminación hacia el varón (sólo él puede ser culpable de la llamada violencia de género).
  2. Cercena la presunción de inocencia al penalizar de forma automática el varón con la mera presentación de la denuncia o un informe a cargo de organizaciones interesadas.
  3. Criminaliza la convivencia entre el varón y la mujer.
  4. Demoniza la figura del padre y fomentará la interposición de denuncias instrumentales de malos tratos, entre otras consecuencias.

Este tipo de denuncias, que son sistemáticamente negadas por parte de los organismos oficiales como falsas, existen, porque la mayoría de ellas (87%) resultan al cabo sobreseídas, archivadas, o no admitidas a trámite, pese a lo cual desencadenan ipso facto una cascada de consecuencias punitivas (detenciones, prisión preventiva), familiares (órdenes de alejamiento, retirada de custodias sobre los hijos) y sociales (daños al honor personal en el entorno social y laboral).

Así lo atestiguan casos como el de Juan Antonio Luceño, denunciado 14 veces, siempre absuelto, pero detenido delante de sus alumnos en la puerta del colegio donde da clase. O el de Susana Guerrero, condenada por falsa denuncia de malos tratos capaz de decirle a su hija pequeña que tiene que desear ver muerto a su padre.

Extenderá aún más la violencia ya que las mujeres menores de edad no necesitarán consentimiento paterno para abortar

Por no hablar de una derivada que casi nadie menciona. El Pacto no sólo no atajará el problema sino que extenderá aún más la violencia a través del el crimen del aborto. Ya que el Pacto contempla que las mujeres menores de edad no necesiten el consentimiento paterno para abortar en caso de violencia de género.

Te puede interesar: 

Ocho consecuencias indeseables (e inconstitucionales) del Pacto de Estado de Violencia de Género

 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.