La tolerancia LGTB se vuelve muy intolerante
La tolerancia LGTB se vuelve muy intolerante

¡Ten cuidado, soy un odiador!: Así califica YouTube uno de mis vídeos sobre ideología de género y me envía una imagen en la que aparece un árbitro enseñándome, de momento, la tarjeta amarilla y también me indica que “tras revisar tu contenido, nuestro equipo ha determinado que infringe nuestra política sobre incitación al odio. Por este motivo, hemos retirado los siguientes vídeos de YouTube”:

“Vídeo: Transexualidad y homosexualidad”.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Los vídeos que realizo son breves y sencillos; y me gustaría que sean como un curso, o como se dice ahora una serie, sobre ideología de género y que sirvan para que la gente conozca este tema y pueda explicarlo a otros.

Es importante saber que la ideología de género (idg) es no sólo acientífica sino también anticientífica (es algo así como si negáramos la ley de la gravedad); pero, aunque el sentido común debiera bastar para ver que la idg es falsa, también se pueden probar de manera científica los errores de esta ideología. Este curso puede ayudar a conseguir este objetivo.

Los primeros vídeos son:

Capítulo 1: La ideología de género no es un juego

Capítulo 2: Ideologías vs Realidades

Capítulo 3: ¿Por qué se dice que el género es cultural?

Capítulo 4: ¿Qué nos dice la ciencia sobre la ideología de género?

Capítulo 5: ¿Son iguales las mujeres y los hombres?

Capítulo 6: Elige tu género.

Capítulo 7: Transexualidad y homosexualidad. (Este fue eliminado)

Capítulo 8: Los niños en el mundo en el siglo XXI.

El nombre del canal es Serie curso de ideología de género. El nombre que tenía cuando retiraron el vídeo era En busca de la verdad: idg Fernando

Lo que me dice YouTube

A continuación, verás la tarjeta que YouTube me enseña y después la explicación maternal que me envía.

Te envío algunas de las cosas que me dice YouTube:

«Somos conscientes de que no es una buena noticia, pero para nosotros es crucial que nuestra plataforma sea un lugar seguro para todo el mundo. Eso es lo que nos lleva a retirar todos los vídeos que infringen nuestras normas.  

«El contenido que ensalce la violencia o que incite a cometer actos violentos contra una persona o colectivo concreto no está permitido en YouTube. Tampoco está permitido publicar contenido que promueva el odio contra personas o grupos por el hecho de pertenecer a un colectivo vulnerable.

«Como es la primera vez, esto es solo una advertencia. Si vuelve a ocurrir, tu canal recibirá un aviso y no podrás subir vídeos, crear publicaciones ni hacer emisiones en directo durante una semana.

«Queremos que te quedes en YouTube; por favor Consulta las normas de la comunidad de YouTube. Revisa tu contenido y ten presentes nuestras políticas».

Me ha llenado de orgullo que esta gran compañía se haya acordado de este humilde Youtuber. (En el fondo YouTube es como una buena madre).

Es conmovedor ver como contrasta mi odio con la bondad pedagógica de YouTube cuando me anima a ser un buen chico y maternalmente me regaña con las palabras “infringe nuestra política sobre incitación al odio”, y “como es la primera vez, esto es solo una advertencia”. (advertencia, por cierto, que va unida con la retirada del vídeo). Añade, además, el mensaje “si vuelve a ocurrir, tu canal recibirá una falta y no podrás subir vídeos”. (Ya lo dice el refrán, quién bien te quiere te hará llorar).

Lo más conmovedor viene cuando YouTube me dice “queremos que te quedes en YouTube” ¿No evocan estas palabras a la madre que regaña a su hijo y, a pesar de lo cual, quiere retenerle a su lado?

Nota, en serio: Lo comentado no va contra ninguna persona, a las que siempre hay que respetar y nunca odiar, sino al comportamiento de la empresa YouTube. (Quiero decir que yo no sé odiar, sólo sé perdonar).

Verdades y sofismas

Es justo reconocer que si bien los homosexuales han sido tratados de forma injusta, ahora no suele ocurrir así. De hecho, algunos homosexuales han quedado sorprendidos al ver el respeto y cariño con que han sido tratados por personas y grupos contrarios al movimiento LGTBI: por supuesto, esta es la tónica correcta. Hemos de querer a los homosexuales y defenderlos cuando sea necesario.

Es justo reconocer también que la mayoría de las acusaciones de homofobia por parte de los grupos LGTBI son injustas y van en contra del derecho a la libertad de expresión.

Justo es reconocer también que hay un gran bombardeo de mentiras y de sofismas en los medios, sobre los que los defensores de estas ideologías tienen un gran control.

Un ejemplo de sofisma que se puede ver en estos vídeos es la influencia que tiene en la idg el movimiento marxista que ha llegado a matar muchas personas por ser homosexuales y ahora es quien enarbola la bandera arco iris de la idg. Efectivamente, el marxismo es como la serpiente que cambia de piel. Especialmente lo hace mediante un inteligente y engañoso uso del lenguaje.

Los niños son los más perjudicados

Lo que más me mueve a hacer este trabajo es que se está quitando la felicidad a innumerables niños sin disforia de género -es decir, sin ninguna incomodidad con su sexo- en la época más feliz de su vida, felicidad que difícilmente recuperará en el futuro ya que “el que escribe en el corazón de un niño escribe para siempre” (anónimo).

Además, a veces, la idg se introduce en lo que parece más inocente. Un ejemplo de esto es el primer desfile en Disneyland en París del orgullo gay en 2019. En este caso, como en muchos otros, se trastornan las mentes infantiles. 

En las clases de talleres de idg se puede manipular la mente de los niños para que cambien su orientación sexual e incluso se les incita a que se sometan a terapias de las denominadas de “cambio de sexo”.

Además, esto ocurre, en la mayoría de los casos, con chavales que no se plantean problemas sobre su sexualidad. Como ejemplo de cómo crece la idg basta con decir que, en El Reino Unido, el número de niñas en “clínicas de género” se ha multiplicado por 45 (4500%) en 8 años. Algunas de 3 y 4 años.

Muchos padres no quieren que a sus hijos se les imponga en los colegios la idg; el problema, a veces, es que cuando estos padres discrepan de la enseñanza de la idg pueden ser calificados por el colegio como retrógrados: algunos padres se inhiben por el miedo de aparecer como personas desfasadas. De aquí, como veíamos antes, la importancia de conocer con profundidad este tema.

Problemas y soluciones con la idg

Hay grandes fuerzas detrás de la idg en connivencia con los organismos internacionales, ONU, UE… y con el apoyo de grandes fuerzas económicas para presionar en las legislaciones y actuaciones de los diversos países. Un ejemplo de esto son los principios de Yogiakarta (Indonesia), en donde muchos de los participantes que compusieron las leyes no tenían la acreditación de sus respectivos países. Sin embargo, estas leyes figuran con el marchamo de internacionales y de este modo el aval de Yogiakarta aparece, por ejemplo, en la legislación de la idg de la Comunidad de Madrid del año 2016.

La solución a los problemas de la idg, además de conocer con la mayor profundidad posible este tema, nos la puede dar Gabriele Kuby, alemana,

conversa al catolicismo, madre de tres hijos y autora de uno de los más importantes libros sobre idg, La revolución global sexual. De este libro es la frase “Una persona enraizada en la religión y la familia es difícil de manipular”.

Fin

Aunque estoy más cerca de los 74 que de los 73 años, pienso que no están las cosas como para dedicarse a descansar y conviene pensar que “Las dificultades son oportunidades”, o dicho con palabras de Churchill “nunca se debe desaprovechar una buena crisis”. Os pido que no dejemos mal a este gran estadista…

Si estos vídeos te parecen de interés te agradecería que hagas clic en suscribirte, me gusta, compartir, y enviar un comentario. De esta forma puedes ayudar a muchas otras personas a mejorar en el conocimiento de este tema.

Fernando Silvit, catedrático de Matemáticas

Comentarios

Comentarios