El Tribunal Supremo de Londres ha retirado la custodia a una madre al certificar que le estaba provocando “un daño emocional significativo” a su hijo de tan sólo 7 años de edad, por obligarle a comportarse como si fuera una niña.

Según se ha conocido, la mujer estaba “absolutamente convencida” de que el pequeño “se percibía a sí mismo como una niña”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Aunque los padres estaban separados desde hace más tiempo, la batalla legal por la custodia del nino ha durado tres años y arrancó después de que la Justicia certificara que la madre estaba negando al padre todo contacto con su hijo.

El padre explica que el nino “se vistió todo el tiempo como una chica y, cuando trascendió, fue registrado en un nuevo médico de familia como una niña”.

Según ha trascendido, el juez encargado del caso señala en su sentencia que tuvo la “abrumadora impresión” de que la mujer se creía que estaba luchando por el supuesto derecho de su hijo “a expresarse como una chica”.

Hasta tal punto llegaba la obsesión de la mujer, que llegó a expresarle al juez que su hijo “mostraba desdén por su pene”, según ha publicado The Telegraph.

En contra de esta impresión, el Tribunal Supremo de Londres ha certificado que “es evidente que los intereses del nino son varoniles” y que el padre “no ha ejercio presión sobre el menor” en ese sentido.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".