Fotografía de archivo de las activistas ucranianas (i-d) Alexandra
Fotografía de archivo de las activistas ucranianas (i-d) Alexandra "Sasha" Shevchenko, Oxana Shachkó, y Yana Zhdanova, mientras posan antes de la presentación de la película "I am Femen", en Nyon, Suiza, el 29 de abril de 2014. /EFE
Este martes se suicidó en París (Francia) Oksana Shachko, de 31 años, una de las fundadoras del movimiento feminista radical Femen, dejando solo un extraño mensaje en su cuenta de Instagram.

Las activistas de Femen, grupo fundado en 2008, se definen como “sextremistas” y suelen protestar con el pecho desnudo a favor del aborto y el lobby gay, y han atacado violentamente a miembros de la Iglesia Católica.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora
El 21 de julio de 2018 Shachko realizó su última publicación en la red social, donde aparecen las palabras “you are fake” (eres falso/a o ustedes son falsos/as) sobre un fondo blanco.

La muerte fue confirmada a los medios ucranianos por otras fundadoras de Femen, Inna Shevchenko y Anna Hutsol.

“Descansa en paz querida Oksana, que Dios pueda perdonarte por todos tus errores y que encuentres la luz”, ha expresado la ex Femen Sara Winter

El motivo del suicidio aún se desconoce, pero según información del diario ruso Moskovski Komsomolets, la activista ya había intentado quitarse la vida por lo menos dos veces en los últimos dos años.

Por su parte, Sara Winter, quien fundó Femen en Brasil, pero luego acogió la causa provida, lamentó la muerte de su amiga Oksana y confirmó que Shachko ya no formaba parte del movimiento feminista.

“Estoy de luto. La conocí cuando estuve en Ucrania y sin duda ella era la más valiente de todas y al mismo tiempo la más pequeña y con apariencia frágil”.

“Ella me confesó en un taxi en 2012 que no se llevaba bien con las otras líderes: Inna y Sasha Shevchenko, porque de acuerdo con la misma, usaban la causa feminista y el dolor de las mujeres ucranianas (que sufrían constantemente con el turismo y la explotación sexual), solo para enriquecerse y ser famosas”, narra Winter.

Finalmente, la activista brasileña confirmó que Oxana “había dejado el movimiento feminista hace unos años, como yo, pero las heridas continuaron en su alma”.

“Descansa en paz querida Oksana, que Dios pueda perdonarte por todos tus errores y que encuentres la luz”, concluyó.

* Publicado originalmente por ACI Prensa.

También te puede interesar:

Sara Winter: “Femen está más preocupada por los travestis que por las mujeres reales”

Comentarios

Comentarios