Sergio Sánchez, en una competición con España
Sergio Sánchez, en una competición con España / EFE

El Juzgado de lo Penal nº1 de León ha absuelto al atleta Sergio Sánchez del delito de maltrato tras una denuncia que interpuso su ex pareja, de origen marroquí. «Absuelvo a Sergio Sánchez Martínez del delito de maltrato en el ámbito familiar y del delito de coacciones por los que venía siendo acusado en la presente causa».

Así reza la sentencia, contra la que se puede imponer recurso de apelación como ya ha realizado el abogado de la ex mujer, que declara inocente al atleta leonés. La denuncia, que se interpuso a mediados del mes de julio por su ex pareja, llevó a Sánchez a pasar una noche en el calabozo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

«Gracias a Dios pude tener testigos e imágenes de que no estaba en casa y lo pude demostrar, pero el mal trago ya no se me devuelve», aseguraba el atleta leonés en Radio León, según recoge LaNuevaCrónica.

«La culpa no la tiene el juez ni el fiscal, sino todos los desgraciados que maltratan a las mujeres y pagamos otros por ellos»

El atleta comentaba que su ex pareja «se encontraba con una orden de alejamiento del domicilio familiar, con lo que conlleva el niño, que se hacía efectiva desde las 10 de la mañana del día siguiente. Ante ese presión y resquemor, cuando se acercaba la hora de marcharse sólo le quedaba poder fingir una denuncia de malos tratos y menos mal que estaba bien acompañado, que tenía testigos e imágenes».

«Me trataron como alguien denunciado por malos tratos, pero es que deben responder con contundencia ante un problema social que hay. La culpa no la tiene el juez ni el fiscal, sino todos los desgraciados que maltratan a las mujeres y pagamos otros por ellos», añadía Sergio Sánchez, para quien ha sido la peor vivencia de su vida.

Sánchez indica que los problemas entre ellos surgieron a raíz de que su madre quería que su hijo «fuese un musulmán con el ADN musulmán», y el se opuso. Ahora intenta recuperar a su hijo que se encuentra en Toledo con la madre.

Comentarios

Comentarios